El Ayuntamiento de Zeberio escritura el humilladero de Ermitabarri

Las obras se han centrado en el interior del templo. / E.C.
Las obras se han centrado en el interior del templo. / E.C.

Una misa en honor a San Antonio inaugurará mañana las renovadas instalaciones, en las que el Consistorio ha invertido 63.448 euros

LEIRE PÉREZ ZEBERIO.

El humilladero del barrio de Ermitabarri en Zeberio vuelve a resplandecer. Este pequeño templo, lugar devoto para los que transitan por el municipio, llevaba años abandonado, en mal estado. Mañana mostrará su nueva cara en la misa en honor a San Antonio de Padua, que se celebrará a partir de las 12.30 horas, coincidiendo con los festejos que desde el pasado fin de semana celebra la localidad.

A lo largo del último año, el Ayuntamiento se ha afanado en mejorar el edificio religioso y ha aprovechado para escriturar el inmueble al no haber sido anteriormente registrado por el Obispado. «Así la ermita será de propiedad municipal», resaltó el alcalde, Karlos Idirin. Una circunstancia que posibilitará utilizar el templo para eventos que no sean religiosos, como exposiciones de fotografía y pintura. «Hemos pensado también en celebrar charlas, pero no sabemos si será posible porque la ermita está abierta y puede haber demasiado ruido de la carretera», argumentó el primer edil.

El Ayuntamiento ha financiado la obra en su totalidad y ha invertido 63.448 euros, una cuantía que, aunque ha sido con cargo a las arcas municipales, se verá reducida por una subvención de 24.000 euros que entregará la Diputación a la Administración local. Según explicó Idirin, se ha decidido actuar en el humilladero porque estaba «en muy mal estado y era un lugar muy querido por los vecinos».

El tejado se arregló a finales de los noventa después de derrumbarse, aunque la actuación más reciente también ha sido importante. Los operarios han restaurado las paredes, construido una solera nueva, instalado iluminación y reparado los retablos. «Tenían termitas y hemos podido arreglar los dos de los laterales. El central ha sido imposible, pero al retirarlo nos ha permitido recuperar el antiguo altar», se felicitó Idirin.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos