El Ayuntamiento da dos meses a una empresa para desmantelar un vertedero ilegal en Finaga

En la parcela, en la zona de Finaga, pueden encontrarse restos de obras. / SAGARRAK
En la parcela, en la zona de Finaga, pueden encontrarse restos de obras. / SAGARRAK

La compañía, que tenía licencia para plantar árboles frutales, deberá contratar a un gestor de residuos para que elimine los escombros sin dañar el medio ambiente

LEIRE PÉREZ BASAURI.

El vertedero ilegal de Finaga tiene los días contados. El Ayuntamiento de Basauri ha dado de plazo dos meses a la empresa que adquirió un terreno para plantar árboles frutales pero que lo utiliza como escombrera para que elimine los restos de material de construcción depositados en la zona. El Consistorio ha iniciado un expediente de «restauración de la legalidad urbanística» y ha dictado una orden de ejecución en la que requiere a la firma infractora que presente la documentación técnica sobre la realización de los trabajos que se solicitan, a los que deberá dar el visto bueno el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco.

La sociedad no ha presentado recurso a la solicitud de la Administración local y, según han indicado portavoces municipales, «ha contratado la redacción de la documentación, que se está elaborando y están en plazo para su presentación ante el Ayuntamiento». Deberá realizar un plan de excavación de los materiales que existen, recuperar el entorno y cubrir el solar con tierra vegetal, así como gestionar los residuos como la ley establece.

En caso de incumplimiento, los técnicos municipales advierten de la imposición de sanciones. No es la primera vez que el Ayuntamiento actúa para conocer el estado del lugar después de que, en un primer momento Sagarrak y posteriormente el grupo municipal Basauri Bai, denunciasen el caso.

El año pasado, el portavoz de la marca de Podemos en la localidad, Boby Galdós, reclamó la puesta en marcha de un «expediente sancionador y la denuncia de la empresa ante el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno vasco al existir peligro de contaminación de aguas y suelos» del entorno. Entonces, la agrupación recordó que existe «un plan de tratamiento y gestión de residuos de construcción y demolición y desde 2012 un real decreto que regula la instalación de escombreras y vertederos», lo que impide por tanto su creación sin cumplir con unas directrices.

«Vertidos recientes»

Tras la denuncias, los técnicos municipales visitaron en dos ocasiones el lugar. La primera por el exterior y la segunda en el interior con presencia de los propietarios del terreno. Según recoge el expediente municipal, se comprobó que había «vertidos recientes» en una de las zonas, lo que significaba un «incumplimiento temporal de las condiciones de la licencia», concedida para explotación agrícola y que les fue retirada el pasado año.

La Dirección de Administración Ambiental del Ejecutivo autónomo también evidenció la existencia de «piedras, restos de baldosas, ladrillos...», recuerda el documento, que indica que el propietario aseguró que se habían depositado «hace dos años y medio». Los vecinos de Finaga denunciaron también la existencia en los años noventa de un vertedero ilegal precisamente en el mismo lugar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos