El Ayuntamiento de Galdakao termina este mes las obras de la presa de Aranzelai

Aliviadero roto en Aranzelai./AYTO. DE GALDAKAO
Aliviadero roto en Aranzelai. / AYTO. DE GALDAKAO

Los trabajos, que tienen un presupuesto de 66.000 euros, pretenden minimizar el riesgo de inundaciones en el barrio de Urreta

A. ANDUEZA GALDAKAO.

Llega la época del año en la que se intensifican las lluvias y en Galdakao, concretamente en el barrio de Urreta, esperan respirar más tranquilos. El Ayuntamiento terminará este mes las obras de la presa de Aranzelai, orientadas a mejorar la evacuación de las aguas especialmente en períodos lluviosos. Los trabajos, presupuestados en 66.000 euros, están encaminados principalmente a renovar el aliviadero, que según fuentes municipales «se encuentra en situación precaria al haber desaparecido su parte final». El hecho de que esté un tramo de la estructura derruido provoca que en ocasiones el citado barrio se inunde. Y es que la instalación que se encuentra en mal estado es el punto que desagua los caudales que llegan a la presa procedentes de los diversos arroyos del entorno.

Estas avenidas suceden cuando, además de caer intensas precipitaciones, la lluvia se acumula en el canal, subiendo la cota del agua. Eso se debe a la forma que tiene el aliviadero, que se mete en el embalse para lograr una mayor longitud de vertido a costa de que el nivel sea más elevado en el canal.

La actuación, en el que es uno de los pulmones verdes de la localidad, una zona recreativa muy utilizada por los vecinos que se ubicada en plena ladera del monte Ganguren, minimizará el riesgo de inundaciones en de Urreta, donde el agua procedente de Aranzelai colmata el alcantarillado saliendo a la superficie. En todo caso, el riesgo de sufrir episodios de este tipo no se eliminará por completo, ya que la seguridad del barrio también depende de la tercera fase del proyecto de encauzamiento de Nervión e Ibaizabal.

Fotos

Vídeos