El Ayuntamiento de Basauri retomará la regeneración de las 66 hectáreas de La Basconia

Vista de los pabellones que se salvaron del derribo de la fábrica. / E. C.
Vista de los pabellones que se salvaron del derribo de la fábrica. / E. C.

Un estudio planteará alternativas para recuperar una amplia zona marcada por ríos, carreteras y polígonos industriales

LEIRE PÉREZ BASAURI.

El desarrollo del área donde el siglo pasado se levantó una fábrica de calderas de cobre, germen de la que después sería la factoría de hoja de lata, La Basconia, es una asignatura pendiente para el Ayuntamiento de Basauri. El Ejecutivo local es consciente de ello, al tiempo que rechaza de plano la única propuesta que existe hasta el momento sobre la mesa, la del anterior Gobierno socialista y Sepes, entidad dependiente del Ministerio de Fomento que gestiona suelo público, de construir más de 1.000 viviendas protegidas.

Los responsables municipales han decidido aprovechar la concesión a los ayuntamientos de unas subvenciones del Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda para la realización de planes de acción del paisaje de cara a poner negro sobre blanco. El objetivo es avanzar en un proyecto que permita «regenerar y mejorar el municipio» con criterios sostenibles porque, según reconocen, «los diversos planes llevados a cabo anteriormente no han ido encaminados a realizar actuaciones para la protección, gestión y ordenación del paisaje» de esta zona.

24.400
euros ha destinado el Ayuntamiento a elaborar el Plan de Acción del Paisaje Industrial.

Es por ello que confían en que, una vez elaborado este proyecto, al tiempo que el Ayuntamiento trabaja en la renovación del Plan General de Ordenación Urbana y otras instituciones en la revisión del Plan Territorial Parcial del Bilbao Metropolitano y de las Directrices de Ordenación del Territorio, se pueda contar con «un documento marco que permita diseñar y coordinar actuaciones para la mejora de un entorno necesitado de ordenación» como es La Basconia, una zona en la que convivieron chimeneas y las márgenes del río. El documento resultante también permitirá a Basauri disponer de un proyecto que siga las directrices del Convenio Europeo del Paisaje.

El Consistorio pretende relanzar con criterios sostenibles el desarrollo de una zona infrautilizada

Identidad local

Basoinsa, la empresa que ha resultado adjudicataria del contrato, valorado en 24.400 euros, tendrá una ardua labor: redactar un Plan de Acción del Paisaje Industrial Cultural de La Basconia que abarca 66 hectáreas. Desarrollará una vasta zona que limita con Etxebarri, con el trazado de ferrocarril Bilbao-Orduña y con la confluencia de los ríos Nervión e Ibaizabal. Es el «reto más importante al que se debe enfrentar el municipio a corto y medio plazo», reconocen desde la institución local, y que obliga a combinar factores como el río, el legado del paisaje urbano dejado por la factoría, las vías de comunicación y los polígonos industriales que se concentran en las inmediaciones. «Se trata de mejorar una zona como espacio de calidad que permita el disfrute de la ciudadanía y la expansión de los valores culturales, visuales y naturales del área», aseguran.

El plan será la piedra angular a la hora de ejecutar nuevos desarrollos y servirá para «reutilizar» el patrimonio construido. El nuevo modelo propuesto mejorará la calidad del agua y del medio ambiente, protegerá la biodiversidad de la zona, la pondrá en valor para el disfrute de los basauritarras y tendrá en cuenta criterios de accesibilidad. El documento deberá estar listo a finales de año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos