«Para avanzar hay que cambiar el funcionamiento de las empresas, no solo sustituir a los jefes por jefas»

Entre los 35 participantes en la jornada solo hubo tres hombres. / A. A.
Entre los 35 participantes en la jornada solo hubo tres hombres. / A. A.

35 personas participan en Galdakao en un encuentro formativo sobre igualdad en el seno de las organizaciones

ASIER ANDUEZA GALDAKAO.

32 mujeres y 3 hombres se reunieron ayer en una jornada formativa organizada por el Ayuntamiento de Galdakao para conseguir que el famoso techo de cristal invisible que está instalado en muchas empresas y organizaciones desaparezca y las mujeres y los hombres puedan llegar por igual a gestionar la dirección de compañías e instituciones. «Hemos tenido en esta reunión sobre todo personas, de Galdakao y de otras localidades de Bizkaia, que quieren transformar sus organizaciones y hacerlas más igualitarias. El porcentaje de hombres ha sido el habitual que solemos tener. Aun así es muy interesante que acudan», explicó Alfredo Bezos, de la empresa Funts Project, encargada de la jornada. El responsable añadió que «lo que estamos buscando es que, a través de la metodología de la U, podamos cambiar de forma real y efectiva las organizaciones».

Ese sistema, creado por Otto Scharmer, un profesor de la Universidad de Massachusetts, consiste en un proceso de desarrollo personal que se enfoca en fomentar la innovación y cambiar las empresas a través de una serie de herramientas que permiten conocerse a uno mismo. «Explica que la forma de hacer frente a una determinada situación va a ser clave en el éxito», precisaron desde Funts Project.

Pablo Aretxabala, de K2K Emocionando, un equipo que se dedica a implementar un nuevo estilo de relaciones en el entorno empresarial, señaló que, para avanzar en materia de igualdad, «hay que cambiar las empresas, no solo sustituir a los jefes por jefas». «Tenemos que pasar de organizaciones en donde estamos acostumbrados a que alguien nos mande a organizarnos entre hombres y mujeres y encargarnos de dirigirnos y dirigir la empresa», subrayó. Por otro lado, Ruth San Cristóbal, de la asociación Amesten, que trabaja en favor de la inclusión de las personas con diversidad funcional, consideró que «aquí hemos venido gente que queremos hacer cambios en nuestras organizaciones, porque es posible que las mujeres lleguen a puestos de relevancia y cambiar las organizaciones para que sean más igualitarias entre hombres y mujeres».

Paso al frente

A su juicio, «hemos activado un proceso de reflexión compartido que nos ayuda a identificar cuál está siendo el papel de la mujer en los diferentes modelos organizacionales y el rol que está teniendo en los procesos de cambio y modernización». A partir de esa reflexión, trabajaron sobre la ruta a seguir hacia el escenario ideal que posibilite la participación real y la activación del liderazgo de la mujer en los nuevos modelos de organizaciones que se empiezan a impulsar hacia el futuro. Bezos destacó en ese sentido que «muchas mujeres se sienten muy a gusto funcionando como 'back office' (en la sombra), pero ya va siendo hora de que se pongan al frente de sus empresas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos