La asociación de vecinos de Bidebieta hace campaña por el 'no' a la regeneración de Basauri

El túnel es uno de los principales puntos negros del barrio. / E. C.
El túnel es uno de los principales puntos negros del barrio. / E. C.

Consideran que su barrio «se masifica con el doble de viviendas y quedará oscuro» mientras Pozokoetxe gana más «zonas verdes»

LEIRE PÉREZ BASAURI.

No habían entrado en el debate político más que para pedir el pasado mes de julio que el Ayuntamiento de Basauri reconsiderase soterrar las vías del tren en Lehendakari Aguirre y la eliminación del túnel, que supone un autentico «punto negro» para los residentes. Sin embargo, la asociación de vecinos de Bidebieta, a dos semanas para que los basauritarras decidan sobre su futuro urbanístico y participen en la primera consulta popular de la historia de la localidad, se decanta por hacer público su punto de vista y pide el 'no' al proyecto de regeneración. «No entendemos cómo se plantea un plan de tal envergadura en el que se va a gastar mucho dinero y no se mira cómo solucionar la eliminación de esta barrera arquitectónica», señala su portavoz, Oihane Arrojo.

Pero no es su única reivindicación. Entienden que el plan no es el más adecuado para el barrio. «¿Por qué no se ha estudiado la rehabilitación de todos los edificios?», pregunta Arrojo. Y es que, en su opinión, «si está degradado irá todavía a peor al construirse edificios nuevos y altos que convertirán la zona en más oscura». La responsable del colectivo vecinal es dura con el actual proyecto para regenerar los barrios de San Fausto, Bidebieta y Pozokoetxe. Considera que «no toma en cuenta la perspectiva de género», y advierte de que está previsto construir «otro túnel» en la zona. «No se pueden crear ciudades así. Hoy en día pasamos miedo, y no tiene que ser de noche, a las seis de la tarde si no hay gente da pánico pasar por el túnel. Hay personas que dan la vuelta entera, por la plaza Arizgoiti, para ir a El Kalero», alerta la representante.

Pero además subraya que el barrio carece de servicios y tampoco se contempla su creación. «No tenemos locales de uso social y además van a tirar la casa de los maestros. En sus soportales juegan los niños cuando llueve. A mí me esperaban mis padres de pequeña», recuerda. Y sugiere replantear el uso de la plaza de la trinchera. «Es inhóspita. Nadie se reúne en ella, ni siquiera los niños quieren jugar», afirma.

Vecinos de segunda

Desde el colectivo vecinal lamentan que «ninguna de nuestras cuatro alegaciones» al proyecto han sido tenidas «en cuenta». La primera fue dirigida a que no se realoje a todos los vecinos en el mismo edificio, que a su juicio será de «segunda y protegido», mientras que se construyen otros bloques libres más arriba. También solicitaron un «local de uso público, una estación más accesible porque en el futuro proyecto se tiene que subir hasta la trinchera y bajar luego en escaleras, y estudiar la peatonalización de Lehendakari Aguirre», aunque esta última reclamación sí está incorporada. Otro colectivo del barrio, Trintxera Kultur Elkartea, también se muestra contrario. «Es diferente la afección para Pozokoetxe, con la creación de un parque, que para Bidebieta, donde se duplica el número de viviendas», aseguran. «Al juntar a todos los realojados en un edificio de protección oficial en la parte baja de San Fausto se va a hacer un gueto. Ciudadanos de primera y segunda», afirma.

Temas

Basauri

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos