Arrigorriaga baraja ocupar el puesto de jefe policial a través de promoción interna

Comisaría de Arrigorriaga./A. A.
Comisaría de Arrigorriaga. / A. A.

La convocatoria para contratar un suboficial que se haga cargo de la comisaría municipal ha quedado desierta en dos ocasiones

ASIER ANDUEZA ARRIGORRIAGA.

El Ayuntamiento de Arrigorriaga ha declarado desierto, por segunda vez, el proceso de selección puesto en marcha para encontrar un nuevo suboficial jefe de la Policía Municipal, el máximo responsable de la plantilla de agentes, figura que asume un uniformado desde la jubilación hace unos meses del encargado de estas labores. El equipo de gobierno baraja ahora cubrir esta plaza mirando hacia adentro, a través de una promoción interna «similar a la que hemos sacado para elegir un agente primero», explica el alcalde, Asier Albizua.

Sobre el papel, serán éste y otro policía con el mismo nivel los que puedan optar a subir a la siguiente escala y así asumir la jefatura. Una de las plazas de agente primero, en todo caso, está vacante, y ahora se está desarrollando el proceso de selección para cubrirla. El sindicato ELA recuerda que «en su día» ya aconsejaron al Ejecutivo local decantarse por la promoción interna, aunque en su opinión debería hacerse esta selección «no solo entre los agentes primero, sino entre todos» los uniformados de la guardia urbana. La razón que esgrimen desde la central nacionalista es precisamente la falta de candidatos, puesto que «uno de los agente primeros se va a jubilar en enero y, por lo tanto, solo va a poder ocupar el cargo el otro, que está haciendo las pruebas». Asimismo, lamentan que «se están cambiando las reglas de juego en mitad del partido».

Perfil de gestión

Denuncian, además, que «la persona que ya tenían pensada para suboficial cumplía todos los requisitos, pero nos han dicho que no la han elegido porque está en estos momentos de baja y todavía le quedan coger sus días de vacaciones, unas razones que no podemos admitir desde un sindicato».

El regidor, sin embargo, puntualiza que «en este segundo intento ya habíamos localizado a una persona que podía optar al puesto y que estaba dispuesta a desempeñarlo, pero no tenía un perfil de gestión, que es lo que buscamos en este trabajo». El concurso, a través de libre designación, se abrió en julio, y la Administración local mantuvo el requisito de perfil 3 de euskera –equivalente a EGA–, nivel por el que pensaban que no se presentó nadie en la primera convocatoria. Aunque, para facilitar la recepción de solicitudes, a los aspirantes se les concedía de plazo hasta el 31 de diciembre de este año para obtener la titulación.

Fotos

Vídeos