Adolescentes de Etxebarri programarán y harán volar drones

Jóvenes vuelan un dron en un festival de tecnología. / IGNACIO PÉREZ
Jóvenes vuelan un dron en un festival de tecnología. / IGNACIO PÉREZ

La actividad se celebrará el domingo en el marco de los talleres de robótica de la Semana de la Ciencia

LEIRE PÉREZ ETXEBARRI.

El Ayuntamiento de Etxebarri lleva varios años esforzándose en alfabetizar digitalmente a sus ciudadanos. Por segundo año consecutivo, organizará la Semana de la Ciencia con actividades dirigidas a todos los públicos, aunque con un ahínco especial en poner a disposición de los más pequeños de la casa las últimas novedades tecnológicas para generar en ellos una inquietud científica.

El domingo tendrá lugar dentro de las jornadas de robótica, que se celebrarán durante todo el fin de semana, un taller en el que los jóvenes de la localidad aprenderán a programar y manejar drones. «Son educativos. Nos gustan porque es una forma de dar una vuelta más a la programación de robots. Es igual que programar robots, pero estos volarán», explica Sergio Martín, responsable de la empresa Edurobotic, encargada de impartir el original taller.

Se formarán dos grupos con una docena de adolescentes de entre 12 y 15 años. «Utilizarán un kit, que se vende y lo pueden montar los propios chavales de forma fácil, aunque es necesario que tengan unas bases de programación», señala Inés Franco, responsable del CIME. El primero de los grupos comenzará la clase a las once de la mañana y el segundo tomará el relevo a la una del mediodía.

Permiso de Aena

Al terminar cada una de las sesiones, los participantes montarán y volarán los seis vehículos no tripulados en las calles de la localidad, en la plaza Aita Eusebio Arcelay o en caso de que llueva en el frontón municipal. Para poner en el aire los aparatos -que no podrán ascender más de diez metros-, el Ayuntamiento ha solicitado un permiso a Aena, la sociedad pública gestora de los aeropuertos españoles. «Los alumnos los programarán desde una tablet, les enseñaremos a hacer que se dirijan hacia un sentido, hacia otro, que se detengan y que todos juntos hagan el mismo movimiento. Si algo no está bien programado lo podrán corregir ya en la calle», adelanta Martín.

En opinión del responsable de la actividad, los participantes «se van a dar cuenta de que es divertido, útil y que es un juego». «Queremos que dejen de ser consumidores de tecnología para que se conviertan en creadores», subraya antes de aclarar que «hoy en día tienen todo a su alcance y pasado mañana programar será una asignatura más».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos