Una abultada goleada del Gatika rompe la racha del Galdakao

Los 'dinamiteros' han firmado un gran inicio de temporada y son segundos. / MIREYA LÓPEZ
Los 'dinamiteros' han firmado un gran inicio de temporada y son segundos. / MIREYA LÓPEZ

Los 'dinamiteros', tras seis jornadas sin conocer la derrota, caen por un «demasiado abultado» 4-0 y pierden el liderato

ÓSCAR GARCÍA MANCERAS GALDAKAO.

El Galdakao vuelve a la tierra. Después de seis partidos consecutivos sin conocer la derrota, los de Iñaki Larrea recibieron un severo correctivo del Gatika (4-0). En el seno de la plantilla consideran el marcador «demasiado abultado». «El primer tiempo pudimos ir por delante en el marcador, y hasta el segundo tiempo no llegaron sus goles; me parece demasiado castigo para lo que se vio en el campo», resume Iñaki Larrea. El entrenador realiza un análisis constructivo del encuentro. «Cuando se pierde por un 4-0 tan contundente puede parecer que las sensaciones son muy negativas, pero en este caso creo que hicimos un muy buen primer tiempo con el equipo tácticamente bien y generando ocasiones de peligro muy claras que el portero consiguió parar», precisa.

Un «castigo grande» para los galdakaotarras que les sirve para ser conscientes de la dureza de División de Honor. «Debemos de ser fuertes mentalmente, reponernos lo antes posible, no debemos mirar atrás», destaca el técnico. Con este resultado, los 'dinamiteros' pierden el liderato y se sitúan segundos a dos puntos del San Pedro. El próximo sábado a las 18.15 recibirán al Sondika, un equipo que acaba de lograr de forma consecutiva sus dos únicos triunfos de la temporada. «Les dará confianza y tranquilidad a los jugadores, pero, si somos intensos y hacemos las cosas bien, podemos mantener la racha en nuestro campo», asegura Larrea.

Precisamente el siguiente rival del Galdakao se impuso en su campo al Etxebarri (2-1) la última jornada en un duelo clave por la permanencia. «Una derrota muy dura pero creo que totalmente inmerecida», enfatiza Sergio Sobrino, el mister. Tras adelantarse el Sondika, Xabi Iragorri consiguió devolver el empate al marcador poco antes del descanso, pero, tras la reanudación, un nuevo gol local dejó los puntos en el Txorierri. «El segundo tiempo creo que fue nuestro por completo, tiramos dos al palo con el 1-1 y luego se quedan con diez, y en la siguiente jugada nos pillan una contra y para dentro», resume. «Creo que ha sido un palo duro, pero nos vamos a levantar seguro, porque esta plantilla está capacitada», confía. Los azulgrana son penúltimos con seis puntos, y la próxima jornada reciben al Arratia (sábado 18.15), que según Sobrino «ha empezado muy bien, con una dinámica que arrastra desde el año pasado; pero aún así jugamos en casa y estoy convencido de que la victoria va a llegar».

Partido complicado

Precisamente la única victoria de la semana para la comarca la protagonizaron los de Igorre, que aprovecharon la visita del colista, el Zalla (2-0), y ya son cuartos en la tabla. Los goles fueron obra de Jon Mikel Cardo y de Diego Faulin. «Hicimos sobre todo un muy buen segundo tiempo, y fallamos demasiadas ocasiones», resume el mister, Aitor Garmendia. Después de no haberse impuesto en los tres primeros partidos en Urbieta, los de Igorre parece que ahora sí le van tomando el pulso a su campo. «Por lo menos hemos ganado los dos últimos», destaca el técnico.

Sobre el próximo compromiso de los arratianos ante el Etxebarri, Garmendia no se fía pese a sus problemas clasificatorias. «Será un partido muy difícil contra un equipo con las ideas muy claras y que es muy intenso», piensa. Por su parte, el Padura rendirá visita al Retuerto después de empatar a un gol en casa ante el Aurrera de Ondarroa. Es el quinto empate en nueve jornadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos