La absolución del exalcalde de Orozko enfrenta al Ejecutivo local con PNV y EH Bildu

Adie tiene diferente punto de vista que PNV y EH Bildu. / L. P.

Dos tribunales desestimaron las acusaciones de apropiación indebida y prevaricación contra el mandatario y dos ediles

LEIRE PÉREZ OROZKO.

El sueldo de más de 50.000 euros que recibió el anterior alcalde de Orozko, el jeltzale Juan Antonio Olaguenaga, por presidir la constructora municipal, Zubiaur Eraikuntzak, y que supuso unos ingresos extra por su «especial dedicación» al construirse las viviendas de Hegoalde, sigue enfrentando al actual Ejecutivo local, en manos de Adie, y a la oposición. La desestimación del juicio por responsabilidad contable por parte de la sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas del Estado le supondrá al Consistorio, gobernado por una plataforma independiente, tener que hacer frente a los 9.500 euros de costas. Y el varapalo judicial ha servido para enfrentar nuevamente a los responsables municipales con PNV y EH Bildu.

Ambos partidos han solicitado al equipo de gobierno que se aclare públicamente que el anterior alcalde ha resultado absuelto en este proceso, pero también en un segundo en el que se investigaba si Olaguenaga junto a los consejeros Joseba Estiballes (PNV) y Pedro María Goiri (EH Bildu) habían impedido una adjudicación pública, proceso sobreseído por la Audiencia Provincial de Bizkaia. En este segundo caso, el Ayuntamiento se mantuvo al margen y fue la empresa que ganó el concurso en el que se buscaba una gerencia para la sociedad, pero a la que no se entregó el servicio por la negativa de los tres políticos, la que recurrió a los tribunales. «Han sufrido durante este tiempo y tienen familia», recordó el portavoz del PNV, Bittor Olaguenaga. «El juez no ha visto razones para culparles y han quedado absueltos. Creemos que hay que limpiar el nombre de los acusados porque lo han pasado mal», añadió el concejal de EH Bildu Zigor Gorostiaga.

Sin embargo, el alcalde, Josu San Pedro, se negó en rotundo. «El juez ha tomado en consideración un testigo que se llevó y que dijo que en 1994 hubo un acuerdo para poner un sueldo al entonces alcalde, Barrondo, de 200.000 pesetas, por eso le absuelve», explicó el primer edil. Y a renglón seguido añadió: «Eso no quiere decir que seguimos considerando que Olaguenaga ha cobrado dos sueldos de la Administración -a la vez percibía su retribución como alcalde-, algo que es irregular y contrario al Reglamento Orgánico Municipal. No se puede cobrar dos veces y eso no lo han juzgado, únicamente han tomado en cuenta si la junta tenía competencia para fijar los ingresos».

Devolver el dinero

San Pedro sigue pidiendo a su predecesor que «devuelva la cuantía por ser de los vecinos». «Nuestra responsabilidad era recuperar un dinero para el pueblo de Orozko», se justificó San Pedro por haber ido a los tribunales. En el segundo de los procedimientos, recordó el primer edil, hay un «sobreseimiento provisional. Existen dudas, por eso se cierra, pero no quiere decir que estén limpios. No es un sobreseimiento libre, que sí les daría la razón».

Fotos

Vídeos