El Correo

Tu casa en unas gafas de realidad virtual

  • Una tienda de Galdakao y una empresa informática crean un servicio que permite a los clientes moverse por su futuro hogar

Reformar una vivienda puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. Elegir entre centenares de tejidos, muebles y electrodomésticos se puede complicar, a lo que hay que añadir en ocasiones errores de los gremios o, por lo menos, discrepancias entre lo planteado y lo que finalmente se materializa. Conscientes de los retos que plantean para los propietarios las reformas, Beitxu Studios, una firma de Mungia que trabaja en el mundo de la realidad virtual, propuso hace unos meses a Kiram, un establecimiento de decoración del barrio galdakaotarra de Usansolo, utilizar la tecnología para dar vida a sus bocetos. Ayer, reunieron a profesionales del sector del diseño y la construcción para enseñarles los beneficios del proyecto en el que han estado trabajando durante los últimos meses.

«Kiram tenía un encargo de un cliente que quería reformar un ático en un caserío y se le ocurrió ofrecerle una herramienta a través de la que pudiera entrar y explorar diferentes opciones antes de empezar la obra», explicó Iurgi Bilbao, responsable de la firma tecnológica. La idea es completamente novedosa en el mundo de la decoración, aunque cada vez son más las empresas que apuestan por aprovecharse de los beneficios que aporta la realidad virtual. Y además es relativamente simple. «Nos enviaron unos planos de cómo se va a hacer la reforma y nosotros hemos recreado el entorno», añadió Bilbao.

Viviendas en construcción

Fue ese cliente el primero en ponerse ayer las gafas de 3D y tomar las riendas de los mandos para adentrarse en su vivienda ficticia e incluso modificar algunos elementos de la propuesta inicial. «El usuario está engañado visualmente, puede andar por su casa e incluso cambiar el sofá, las alfombras o cualquier cosa que quiera a tiempo real porque el programa tiene creada una biblioteca con los productos que se ofrecen en la tienda, como muebles, electrodomésticos...», comentó Diego Domínguez, responsable del negocio.

«Con esta herramienta damos un paso más. El cliente va estar dentro de su proyecto, va a poder interactuar, mover y modificar a su antojo. Ya no será necesario tener una muestra de cuatrocientas cocinas en un local, se podrá elegir a través de una pantalla y se llegará donde la imaginación quiera porque se podrá utilizar, por ejemplo, para diseñar proyectos todavía sin hacer como viviendas en construcción», añadió.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate