El Correo

Profesionales y empresarios jubilados ayudarán a las pymes en apuros de Galdakao

  • La asociación Secot, formada por ingenieros y abogados, entre otros perfiles, trabajará con el Behargintza municipal

La experiencia es un valor añadido en el mundo de los negocios, y más desde que la crisis haya colocado a muchos empresarios con el agua al cuello obligándoles a superar constantes retos. Con este objetivo, el Ayuntamiento de Galdakao, a través de Behargintza, contará con unos aliados muy especiales, un grupo de 40 jubilados que durante años han trabajado como ingenieros, economistas, abogados o informáticos y que han decidido no quedarse en casa y seguir siendo útiles ayudando a jóvenes emprendedores o negocios en apuros que no se pueden costear la abultada minuta que suele suponen contratar a una consultora que les de las claves para crecer. Y, lo mejor de todo, tanto el convenio sellado por la asociación Secot con el Ayuntamiento galdakaotarra como los servicios que ofrecen son completamente gratuitos.

«Queremos dejar claro que no podemos ser la competencia de consultoras porque solo podemos ayudar a los empresarios que no tengan dinero para pagar el servicio. Tampoco podemos cobrar nada por lo que ofrecemos, ya que lo tenemos prohibido por convenio», explicó en la firma del acuerdo Carlos Perinat, el presidente del colectivo y quien ha asesorado a sus 83 años a más de 150 empresas de toda España. El concejal de Hacienda, Patrimonio y Personal, Iñigo Bilbao, detalló que «con su experiencia, nos ayudarán en los casos que más adecuados nos parezcan».

Secot es una asociación privada de voluntariado con sede en Bilbao compuesta por profesionales, generalmente jubilados, con una formación y experiencia muy variada y con vocación de ayudar desinteresadamente a jóvenes con deseos de emprender y a pequeñas empresas que necesitan asesoramiento.

Gestión del cambio

Cuando les llega el caso de una firma que solicita apoyo, se reúnen y deciden asignar al voluntario más apropiado para su acompañamiento. A partir de ahí, el senior asesora sobre los pasos y las decisiones que se deben tomar. «Somos multidisciplinares porque siempre encontramos el mejor mentor para cada caso y además consultamos los diferentes casos entre nosotros», apuntó Fran Escabel, otro integrante de la organización. Los problemas más habituales desde la crisis son los relacionados con la tesorería. Además, según Perinat, «las empresas suelen tener un momento de descenso que hay que saber detectar y hacer un estudio de mercado que explore qué otros servicios o productos pueden ofrecer para corregir ese descenso. Nosotros somos expertos en ayudar en esa gestión del cambio necesario para salir adelante».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate