El Correo

«Las personas con trastornos psicológicos tenemos que salir del armario»

  • La galdakaotarra Itzi Aldekoa presenta esta tarde a las 18.00 horas en el colegio Gandasegi un monólogo autobiográfico

A los 25 años, cuando Itzi Aldekoa comenzaba a comerse el mundo después de terminar la carrera de Sociología, sufrió un pequeño revés. En su caso, fue un «episodio maníaco». Poco después llegó el diagnóstico de los especialistas: trastorno bipolar. «Me sucedió en Valencia, donde estaba esperando un trabajo y estaba muy nerviosa», recuerda esta joven galdakaotarra. «En un principio pensaron que era ansiedad y luego depresión, aunque yo sabía lo que era porque mi madre tiene la misma enfermedad», comenta. Sin embargo, esta dolencia, lejos de suponer un obstáculo, le ha servido para seguir luchando y para incluso convertirse en altavoz de un colectivo que, de acuerdo a su experiencia, está «estigmatizado».

Por ello, quiere ser un ejemplo para otros afectados, mostrar que su vida es completamente normal. Su enfermedad, de hecho, no le ha impedido cruzar el charco y trasladarse a vivir a México, un país en el que ha encontrado un empleo. Allí comenzó a visibilizar su trastorno, a hablar de él sin tapujos. «Me apunté a un taller de teatro y nos hicieron escribir un monólogo. Yo escribí mi vida y lo representamos tres veces», recuerda.

«No somos peligrosos»

El recibimiento fue tan bueno y la experiencia de la propia Aldekoa tan satisfactoria que ha decidido actuar en su pueblo natal, ante sus amigos y familiares, aprovechando su última visita. «Las personas que sufrimos un trastorno psicológico también tenemos que salir del armario, contar lo que nos pasa y que la gente vea que somos normales, inteligentes y que no somos peligrosos», señala mientras repasa el texto que esta tarde pondrá en escena a partir de las 18.00 horas en la sala polivalente del colegio Gandasegi.

Y, aunque reconoce que está «nerviosa» por la acogida que pueda tener entre los vecinos, considera que es importante la divulgación. «Hay mucho desconocimiento. La gente cree que un bipolar es una persona que cambia de humor en un día y eso no es así. Unas épocas puede estar que se come el mundo y otras en cambio entrar en depresión», relata. Después del monólogo, ‘Alas para soñar’, ofrecerá una charla en la que compartirá su historia y su experiencia en el taller de escritura y teatro.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate