El Correo

Una promoción de 47 VPO rematará el crecimiento de San Miguel de Basauri

  • El Ayuntamiento vende por 1,4 millones de euros el terreno para construir en régimen de cooperativa las viviendas

Las últimas 47 viviendas de protección oficial de San Miguel tienen fecha de entrega. En poco más de dos años, el edificio, que rematará el desarrollo urbanístico de este barrio de Basauri, será una realidad después de que el Consistorio haya conseguido finalmente vender una parcela municipal por 1,4 millones de euros. Era ya el único solar que la institución local poseía para construir VPO en la zona. Y no ha sido fácil hacerlo atractivo para el mercado. El Consistorio ofertó en junio por segunda vez ese suelo para así poder culminar el proyecto de nueva vivienda en el barrio y, de paso, hacer caja para costear la urbanización del entorno y los servicios que tendrá que ampliar a esta zona. No lo consiguió. Tampoco hace tres años, cuando también se intentó vender el terreno.

Ahora, el Ejecutivo local había dejado de plazo hasta hace unas semanas para que la única promotora interesada captase socios, ya que el proyecto se ejecutará a través de una cooperativa de propietarios. Para atraer a posibles compradores del terreno incluso se aumentó la edificabilidad en 414 metros, permitiendo así construir hasta 61 viviendas, un tope al que no se llegará.

Con la intención de que sea una realidad cuanto antes, el equipo de gobierno ha dejado todos los flecos atados. En el contrato, firmado hace unos días, se establece un calendario para evitar que la actuación se quede en un cajón. Así, la empresa deberá levantar el edificio en dos años y, en el plazo máximo de un mes, tendrá que solicitar la licencia de obras a la Administración local y la calificación provisional de las viviendas al Gobierno vasco.

Según confirman desde Gesarqus, la empresa responsable de esta promoción, alrededor de «la mitad» de los pisos ya están vendidos. «A medida que los futuros propietarios van reservando, eligen el que quieren», explican. No será, si el número de demandantes no supera el de la oferta, necesario realizar un sorteo entre los interesados.

Tres habitaciones

La intención de la promotora, que está ya embarcada en la «solicitud de licencias», es comenzar el tajo «después de verano» para poder cumplir con las fechas establecidas. San Miguel Berria, como se denominará este proyecto, se construirá junto a los bloques de las dos fases previas, viviendas que ya están finalizadas y entregadas.

No se levantará por el momento, y ante la falta de personas interesadas, el edificio de viviendas tasadas, que se iba a ejecutar en un solar más cercano a la calle Gernika. En el caso de esta última promoción de VPO, los hogares –a partir de 168.000 euros– estarán formados por tres habitaciones, salvo los dos pisos destinados a personas con movilidad reducida, que constarán de dos.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate