El Correo

Oliva: «Tenemos que ser honestos y decir que no vamos a poder cumplir con todo el programa»

Oliva asegura que Etxebarri tiene «una situación privilegiada».
Oliva asegura que Etxebarri tiene «una situación privilegiada». / LEIRE PÉREZ
  • El regidor, que celebra que Etxebarri ha logrado «huir del estereotipo de ciudad dormitorio», aspira a mantener los servicios, pero limitará las inversiones

A punto de alcanzar el ecuador de su segunda legislatura al frente de la Corporación, el alcalde de Etxebarri, Loren Oliva, encara los próximos meses con el ajetreo de varias inauguraciones. Euskotren ultima la llegada de la Línea 3 del metro, una actuación que acercará los barrios, y la Diputación tiene previsto abrir las puertas de su innovador centro de promoción de la autonomía.

– Goza de mayoría absoluta. ¿Está siendo una legislatura fácil?

– La facilidad de la gestión no es tanto por tener una mayoría. Yo valoro más que se consigan los objetivos marcados, y es complicado porque hay una caída de los ingresos importante. Los dos últimos presupuestos son decrecientes. Tenemos que ser honestos y decir que no vamos a poder cumplir con todo el programa de legislatura.

– El presupuesto carece de inversiones destacadas.

– Estamos muy justos. Tenemos que devolver 1,1 millón de euros a Udalkutxa, por lo que estamos priorizando el mantenimiento de los servicios y las infraestructuras. Cuando llegas a un Ayuntamiento quieres resolver problemas de tus vecinos que requieren inversiones grandes. Este año se va a iniciar la reurbanización de los cantones de San Antonio, pero hay otras urbanizaciones, como Santa Marina y Egetiaga Uribarri, que tendrán que esperar.

– Mantienen una importante dotación para las actividades culturales.

– La agenda cultural y deportiva es una apuesta y es potente. Como Ayuntamiento siempre hemos querido empoderar a los vecinos y asociaciones en la gestión de su propio tiempo libre. Todo ello redunda en el beneficio del pueblo, se llenan las calles y también repercute positivamente en los servicios hosteleros.

– No dejan descansar a los vecinos ni un fin de semana.

– Hemos conseguido huir del estereotipo que había en 2005 de ciudad dormitorio, incluso vienen personas de otros municipios a disfrutar de nuestras actividades. Los nuevos vecinos hacen vida en el pueblo y toman los potes aquí los domingos, ya no se van a los pueblos de los que venían.

– El comercio es, sin embargo, un punto débil. ¿Qué buscan con la puesta en marcha de la marca Etxebarri?

– Es una acción incluida dentro del plan de innovación. Junto a los comerciantes detectamos la necesidad de reforzar el pequeño comercio. La idea es fidelizar al etxebarritarra y dar a conocer los servicios con una imagen amable. Tenemos comercio de proximidad y somos conscientes de que hay una competencia brutal con el metro, pero sí que vemos interesante consolidar el comercio y los servicios hosteleros que tenemos.

– Etxebarri ha revalidado el título de ‘Ciudad de la Ciencia y la Innovación’. ¿Para qué sirve?

– Nos permite participar en una red de la que nos podemos enriquecer a nivel de ideas, corrientes y proyectos y en la que se pone a la persona en el centro; optimizar procesos para mejorar la atención a los vecinos y reducir los costes. También compartimos nuestras acciones innovadoras y nos favorecerá a la hora de conseguir subvenciones.

– Después de la larga espera, la Diputación ha anunciado que pondrá este año en marcha el centro de día.

– Eso espero. Vivimos un momento dulce, porque hay muchos críos, pero no podemos olvidarnos del colectivo de personas mayores. Supone un paso de gigante dentro de la cartera de servicios. Además, dilatará el proceso de autonomía de los usuarios.

– Les queda poco para inaugurar la Línea 3. No se quejarán.

– Ser esquina de comarca y estar pegado a Bilbao es lo que tiene. Todos los transportes pasan por aquí y, con buen sentido, paran y nos comunican con Bilbao y el resto de la comarca. Tenemos una situación privilegiada. La Línea 3 es una oportunidad para ver cómo afecta a la movilidad interna, porque el ascensor situará a la parroquia de San Antonio o al centro de salud en el centro, pero también tendremos que ver las repercusiones al aparcamiento.

– ¿Quitarán el EtxebarriBus?

– Hay que valorar el impacto que tiene en el número de viajeros y, si descienden, tomar decisiones, porque si hay menos viajeros, más dinero tendrá que pagar el Ayuntamiento, y el déficit actual es de 400.000 euros que podrían ser dedicados a otros servicios o inversiones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate