El Correo

Orduña, Orozko, Arrankudiaga y Arakaldo piden compartir servicios sociales con Llodio

  • Los alcaldes recalacan la distancia que les separa de Arrigorriaga, donde se centralizan la mayor parte de las prestaciones

La comarca de Nervión-Ibaizabal es muy extensa y esto es un problema, por ejemplo, a la hora de repartir a una distancia equitativa los servicios sociales como residencias de ancianos, centros de día o viviendas comunitarias. Por eso, los ayuntamientos de Orduña, Orozko, Arrankudiaga-Zollo y Arakaldo se han unido para pedir a la Diputación «la posibilidad de coordinar nuestros servicios sociales con Llodio», una propuesta que, según explican, está avalada por la localidad alavesa, cuyos vecinos tienen una estrecha relación con Bizkaia y Bilbao al estar unidos mediante el tren.

Los representantes municipales aseguran que «esta cuestión es fundamental para poder ofrecer unos servicios sociales dignos y de mayor calidad». Y es que entre Arrigorriaga, donde están centralizadas la mayoría de las prestaciones, y Orduña hay una distancia de 35 kilómetros, mientras que Llodio está mucho más cerca. Este no sería el primer recurso que se comparte con la localidad situada al otro lado de la muga, ya que las particularidades geográficas generan que poblaciones como Orozko, Orduña y Arakaldo coordinen actualmente sus servicios de salud y de seguridad con el ambulatorio y la comisaría de la Ertzaintza del municipio alavés.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate