El Correo

«En mis tiempos no se hubiera tolerado que te controlen el móvil»

  • La asociación de mujeres de Etxebarri, creada hace cuatro años, lamenta que las jóvenes «creen que se ha conseguido todo» en materia de igualdad

  • Rosa Martín Presidenta de Iñurtxi

La asociación de mujeres Iñurtxi echó a andar hace apenas cuatro años en Etxebarri. Formada en sus inicios por un grupo de féminas sensibilizadas con la igualdad y el feminismo, hoy en día está compuesta por 130 socias de todas las edades y, aunque la mayoría son del municipio, no ponen trabas a que se sumen integrantes de otras localidades. Su experiencia ha servido al Ayuntamiento en la elaboración del diagnóstico que recoge las necesidades de las mujeres y de la mano de Rosa Martín, presidenta de la entidad, y de sus compañeras, la Administración local diseñará su plan de igualdad.

– Del cero al diez, ¿en qué estado se encuentra en materia de igualdad Etxebarri?

– Está todavía muy verde. Se acaba de hacer el diagnóstico y se va a elaborar el plan. Hay mucho en lo que trabajar, pero también en otros muchos municipios. En Etxebarri hay una buena disposición desde el Ayuntamiento.

– En el diagnóstico se habla de algunos puntos negros. ¿Es seguro el municipio?

– Sí, pero siempre hay algún punto inseguro y negro. Se han comentado cuáles son y los responsables del área de Urbanismo están sensibilizados para que mejoren.

– También se menciona la falta de participación, especialmente de la juventud, en los actos relacionados con la igualdad.

– Es un municipio con muchísimas actividades culturales y deportivas. No es malo, pero sí creemos que quizás, al organizarse tantos actos desde el Ayuntamiento, cuando preparamos una charla sobre igualdad o estos temas la gente no viene. Aunque es un tema, el de la violencia, que se cree que pasa al de al lado, que no va contigo.

– No hay relevo generacional, según el estudio. ¿Las jóvenes no se involucran?

– Es un colectivo, según detectamos en el seno de la asociación, que piensa que está todo conseguido; que las que somos más mayores ya luchamos de forma más firme y abierta, y ya no hace falta. Las jóvenes no son conscientes, creen que se ha conseguido todo, y les queda mucho por hacer.

– Pero, sin embargo, la violencia machista también toca a las nuevas generaciones; se habla de más machismo todavía.

– Eso dicen. Me sorprende mucho lo que oigo a gente joven que en mis tiempos no se hubiera tolerado, y ahora se tolera, como que a las chavalas les controlen el móvil.

– ¿Hacia dónde creen que se debe trabajar?

– Vamos a elaborar de la mano del Ayuntamiento el plan, estamos preparando las actividades para el 8 de marzo y queremos poner en marcha una escuela de empoderamiento en el municipio.

– Elaboran el violentómetro, una herramienta que ayuda a las jóvenes a detectar la violencia, y asisten mujeres maltratadas.

– Sí. Empezamos como un colectivo para hacer actividades de ocio y cultura, pero hoy en día contamos con dos agentes de maltrato, que atienden a personas que sufren violencia. Nos pueden llamar al teléfono 688870643, quedamos con ellas, las escuchamos y, depende del caso, les recomendamos qué hacer y les derivamos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate