El Correo
Urgente

La Policía detiene a otras tres personas en relación al atentado de Manchester

Los discapacitados seguirán sin poder subir al tren en Arrankudiaga

La nueva estación sí que permite que las personas en silla de ruedas lleguen hasta el andén.
La nueva estación sí que permite que las personas en silla de ruedas lleguen hasta el andén. / RENFE
  • Pese a la conclusión de las obras de la estación, no se ha conseguido salvar el espacio entre el andén y las unidades. Renfe lo solucionará con nuevos vagones

La línea 3 de cercanías va dando pasos hacia la mejora de la accesibilidad con la conclusión de las obras del apeadero central de Arrankudiaga. Aunque lo cierto es que para que el lugar pueda presumir de ser accesible deberá esperar. Un vecino en silla de ruedas o con un carrito de bebé no podrá utilizar el servicio hasta que no entren en funcionamiento los nuevos trenes. Desde Renfe aseguran que estas unidades adaptadas se están «construyendo», pero desconocen cuándo estarán en marcha.

La renovación de la estación ha sido valorada como «positiva». «Está muy bonita», reconocen los residentes. A nadie se le escapa, sin embargo, que la obra podría haber sido definitiva. «Hay vecinos que todavía no pueden usarla. Personas que necesitan silla de ruedas, que tienen niños o yo misma, que no estoy para saltar», explica Mari Paz Bárbara, una de las residentes. «Es un transporte interesante para el municipio, porque además podemos aparcar cerca e ir en tren a otras localidades», asegura. Para Josune Azkueta, una vecina que utiliza el cercanías hasta en cuatro ocasiones diarias, únicamente falta que se cambien los «trenes, porque la estación ya es accesible. Se ha mejorado mucho la iluminación, porque antes la gente se caía».

La alcaldesa, Itziar Duoandikoetxea, reconoce que los «vecinos están contentos»». «Se puede seguir mejorando, porque todavía una persona en silla de ruedas no se puede subir y faltan muchas estaciones por estar accesibles, pero confiamos en que poco a poco se hagan las obras», explica. En el caso de Arrankudiaga, la actuación, que ha requerido una inversión de 782.501 euros, ha tenido como objetivo facilitar el tránsito de los usuarios, especialmente de las personas con discapacidad, hasta por lo menos la estación. Desde el operador puntualizan que, una vez finalizadas las obras, «se cumple la normativa de accesibilidad de Adif y Renfe, así como la ley de accesibilidad en el transporte del País Vasco». Los andenes, a los que hasta la reforma únicamente se podía acceder a través de un grupo de escaleras, estarán a partir de ahora comunicados además con dos rampas.

Máquina de tiques

En las aceras, además de incrementarse su anchura hasta los tres metros, se ha podido acortar la distancia que existía entre el vagón y el apeadero, aunque todavía no se ha equiparado con la del metro, por ejemplo. En el sentido hacia Orduña, asimismo, se ha construido una marquesina, y en el de Bilbao un nuevo vestíbulo con máquina para que los usuarios puedan adquirir los tiques y una serie de canceladoras.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate