El Correo

Zaratamo pone en marcha un plan de vivienda para retener a los jóvenes

    El Ayuntamiento también permitIRÁ convertir lonjas de bajos residenciales en viviendas.
    El Ayuntamiento también permitIRÁ convertir lonjas de bajos residenciales en viviendas. / LEIRE PÉREZ
    • El Ayuntamiento, además de aprobar la construcción de más de 60 pisos, sondeará las necesidades de los vecinos en esta materia

    Problemas para mantener abierta la haurreskola de la localidad ante la falta de demanda, poco más de un centenar de niños en el colegio y escasez de viviendas. Este es el retrato de Zaratamo, un municipio en el que la última vez en la que un constructor se fijó en su belleza para levantar una promoción de viviendas fue hace más de dos décadas. Se edificaron una serie de adosados en el barrio de Gurutzalde. Desde entonces, la promoción privada ha sido inexistente y únicamente se han habilitado seis pisos en las casas de Pradera después de que el Ayuntamiento las vendiese para hacer caja. Con este panorama, el municipio no resulta atractivo para los más jóvenes, que marchan a otras localidades vecinas con el consiguiente deterioro del municipio y pérdida de nuevas generaciones.

    El Consistorio no está por la labor, sin embargo, de permanecer impasible. Impulsará un plan de construcción de vivienda tasada y tanteará a los vecinos para conocer sus prioridades y que los futuros hogares se construyan en base a esas necesidades. «Hasta ahora no ha habido un registro de demandantes de vivienda pública porque nunca se ha construido, así que queremos que los vecinos interesados se inscriban y nos comenten qué tipo de vivienda desean, con cuántas habitaciones, por ejemplo», comentó el alcalde, Jon Ajuria.

    Sondear las necesidades será el siguiente paso después de que el Consistorio haya aprobado recientemente por unanimidad la ordenanza que regulará la construcción de vivienda tasada y que materializará la primera promoción precisamente en el barrio de Gurutzalde. En el solar está prevista la construcción de medio centenar de pisos protegidos y otros 12 libres. «Este documento nos permitirá regular las condiciones de las viviendas después de que se hayan realizado los trámites para que se pueda construir», explicó el primer edil.

    La normativa, aunque impide la especulación y regula que los precios sean protegidos, sí que se muestra «más flexible», por ejemplo, en las condiciones que las que establece el Gobierno autonómico. Como novedad, los ingresos se fijarán en función de cada promoción concreta. Además, el Ayuntamiento se inscribirá en Etxebide como municipio con vivienda protegida e intercambiará datos en los registros para que así también pueda venir gente de otras localidades próximas, algunos de ellos antiguos vecinos del municipio.

    Viviendas «clandestinas»

    Viviendas «clandestinas»

    El plan para revitalizar el pueblo se completará con una ordenanza que también acaba de aprobar el Ejecutivo local y que permitirá convertir locales y entreplantas de edificios residenciales en viviendas. Se podrán modificar los usos de las zonas más urbanas como Arkotxa, Elexalde, Gurutzalde y Moiordin.

    Con esta iniciativa, la Administración local busca dar una alternativa a la conversión «clandestina» que algunos vecinos están haciendo. «Las viviendas son viejas y no están accesibles, por lo que hay gente mayor que ha acondicionado los bajos de forma ilegal», comentó el edil. Pero además, la iniciativa busca dar salida a locales con «humedades y desperfectos» que no se arreglan. Los responsables municipales dejaron claro que serán tasadas para «no especular» y que la intención no es «reducir la poca actividad económica» que hay en la localidad.

    Recibe nuestras newsletters en tu email

    Apúntate