El nacimiento de dos nuevos caldos

Mikel Garaizabal, Bittor San Miguel, Asier Dañobeitia y Koldo Arrillaga./Sergio Marcos
Mikel Garaizabal, Bittor San Miguel, Asier Dañobeitia y Koldo Arrillaga. / Sergio Marcos

Presentación, en el restaurante Zarate, de vinos de la bodega D Luis R, a la que asistieron destacados cocineros y sumilleres del territorio

TXEMA SORIA

Los enólogos, para el común de los mortales, son una perfecta mezcla entre magos y alquimistas. Son capaces de transformar la uva en una bebida apetecible y estimulante que nos acompaña en los mejores, también en los peores, momentos de nuestra vida. En el restaurante Zárate, donde reina Sergio Zárate, que porta en su delantal una flamante estrella Michelin, Luis Javier Rodríguez Urarte, gerente de la bodega D Luis R, ubicada en Lanciego (Álava), presentó dos nuevos vinos, El Huerto del Fraile y Alturas de Erre, que aún no han salido al mercado. Se trata, tal y como explicó Álvaro Novo, sumiller del restaurante bilbaíno, de dos nuevos proyectos de microvinificación. Dos caldos, 2.500 botellas cada uno de ellos, en los que se busca la excelencia, que cada botella transmita la identidad de su viñedo. El propio sumiller, en la cata que tuvo lugar con algunos de los cocineros y sumilleres más destacados del Territorio Histórico, afirmaba que El Huerto del Fraile 2016 es un vino estructurado -sólo tiene tres meses en la botella-, con mucha fruta, limpio, con el tatino marcado, con lo que resulta potente y aterciopelado en boca. La microoxigenación de este vino se realiza en un depósito de hormigón con forma de huevo, que han traído de Francia, con lo que se consigue que el caldo se microoxigene, tal y como sucede en las barricas tradicionales de madera, pero sin el aporte aromático de la madera.

Alturas de Erre 2016 es un vino que proviene de un viñedo más alto, con los que tiene una mayor frescura, más acidez, es un ‘alma libre -en palabras del gerente de la bodega-, un vino más alocado’. Entre quienes se acercaron a la cata se encontraban Diego Berdugo, distribuidor de los vinos de la bodega de Lanciego; Ricardo Pérez, del restaurante Yandiola; Mikel Bengoa, que regenta el restaurante que lleva su propio nombre en Meñaka; Antonio Casares, responsable del restaurante San Mamés; el enólogo Mikel Garaizabal; Bittor San Miguel, subdirector de la Escuela de Hostelería de Leioa; Koldo Arrillaga, del restaurante La Fábrica de Juan, ubicado frente a la playa de La Arena; Asier Dañobeitia, de la bodega Sierra Cantabria; Manu Jugo, del restaurante Topa en Galdakao y el Galipo en Bilbao; Félix Mesa, maitre del Zárate; Rubén García, de La Taberna Taurina y el Molinillo; José Pedro García y Aitor Almero. Asimismo se acercaron a la cita enológica José Pereda, del Huevo Frito; Susana Tierra, Eloisa Fernández, Óscar Luis Martínez, Mario Igarzabal, Alfonso Urquijo, Silvia Olazabal, Igor Cubillo, José Luis Pascual, Ismael Álvarez, sumiller del restaurante Nerua; Alberto Pajuelo, sumiller del restaurante ubicado en el interior del estadio del Athletic; Aitor Gárate, sumiller del restaurante Etxebarri, en Atxondo; Daniel García, estrella Michelín, chef del restaurante Zortziko; Beñat Ormaetxea, del Jauregibarria, en Amorebieta; y el ginecólogo Emilli Giménez, que llegó a tiempo para certificar el nacimiento de estos dos nuevos caldos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos