El muro de hormigón de cuatro metros del Puerto no frena a los polizones del ferry

g. de las heras