«Nos mueven cien años de valores»

Cosme Naveda contempla la medalla./L. A. G.
Cosme Naveda contempla la medalla. / L. A. G.

El doctor Cosme Naveda recordó que la institución que preside ha defendido el altruismo, la ciencia y la justicia social durante sus cien años de vida

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

El Ayuntamiento de Bilbao cerró ayer el curso 2017 no con un pleno, sino con dos, y además extraordinarios. El primero fue para dar el espaldarazo final a los presupuestos; el segundo, para aprobar por unanimidad la entrega de la Medalla de Oro de la Villa al Colegio de Médicos de Bizkaia, entidad que agrupa a cerca de 7.500 facultativos. «Vuestra profesión tiene una parte indudable de ciencia, pero tiene otra parte de magia, porque curáis el cuerpo, pero también el alma y el espíritu, tiene un lado extraordinariamente humano», les dijo el alcalde, Juan Mari Aburto, al entregar la distinción, que recogió el doctor Cosme Naveda, presidente del Colegio, en presencia de Jon Darpón, consejero de Salud del Gobierno vasco. Se trata de la primera Medalla de Oro que Bilbao otorga desde 2010.

Naveda recordó que el Colegio ha conmemorado su centenario este año. La entidad nació en 1917, «gracias a la iniciativa del doctor Enrique de Areilza, director entonces del Hospital Civil de Basurto». Un año después, sus miembros tuvieron que afrontar «la pandemia de gripe que golpeó la ciudad en 1918», la misma que se llevó por delante a casi 40 millones de personas en todo el mundo y que atacó la ciudad en octubre de ese año. Después llegó la Guerra Civil, «cuando Bilbao se vio en la obligación de acoger a miles de personas refugiadas». El Colegio se organizó «para «prestarles asistencia médica de urgencia».

El Ayuntamiento ratifica sus cuentas para 2018

El Ayuntamiento de Bilbao ratificó ayer, en pleno extraordinario, sus cuentas definitivas para 2018. El presupuesto, que asciende a 535,9 millones, es decir un 1,5% más que en 2017, salió adelante con el apoyo del equipo de Gobierno, compuesto por PNV y PSE, y el rechazo del resto de grupos que conforman la oposición: EH Bildu, PP, Udalberri Bilbao en Común y Goazen Bilbao. Las nuevas Cuentas incorporan 12 enmiendas parciales de la oposición, de las 245 presentadas en total, por valor de 700.000 euros. Antes de la aprobación definitiva, el pleno votó la desestimación de una única alegación, presentada por el sindicato LAB, que pedía mayor dotación económica para llevar a cabo los acuerdos alcanzados en la negociación sindical, y una compensación para el 43% de la plantilla municipal que no está suscrito a la EPSV de Elkarkide-tza. Esta alegación fue desestimada con los votos del PNV y del PSE, la abstención del PP y el voto en contra de EH Bildu, Goazen Bilbao y Udalberri-Bilbao en Común.

En un siglo, el Colegio «ha promovido los valores fundamentales de la medicina: la competencia científica, la responsabilidad, el altruismo, la confidencialidad, la calidad en la relación entre médico y paciente y la justicia social», concluyó Naveda.

La gripe de Alfonso Gil

El acto se completó con el tradicional brindis en el que el alcalde y los portavoces de los grupos políticos expresan sus buenos deseos para el nuevo año. La anécdota corrió a cargo de Samir Lahdou, que se olvidó el papel en el que tenía anotadas sus palabras e improvisó un discurso en el que reclamó más recursos «para la generación de empleo y la políticas sociales». Carmen Muñoz, de Udalberri - Bilbao en Común, afirmó que «queda mucha lucha social e institucional que llevar a cabo para lograr una ciudad realmente inclusiva, participativa e integradora». Por su parte, Luis Eguiluz, del PP, reivindicó los valores reflejados en la película ‘Qué bello es vivir’ y llamó a toda la corporación a «intentar mejorar nuestra sociedad, algo que tratamos de hacer desde diferentes perspectivas y todos los días».

Aitziber Ibaibarriaga, de EH Bildu, recordó los «trágicos sucesos del incendio de Zorroza, en el que perdieron la vida cinco personas», y propuso seguir dando pasos «para que sucesos como estos no se vuelvan a repetir». Goyo Zurro, del PSE, pidió a la ciudadanía que «siga soñando y deseando las cosas que hacen que la ciudad mejore».

La portavoz del PNV, Nekane Alonso, aseguró que van «a trabajar por la dignidad de las personas que más lo necesitan, que son todavía muchas en Bilbao, porque la dignidad nos hace libres a todos». En cuanto al alcalde, tuvo palabras para las personas mayores y las mujeres, y deseó que «entre todos, podamos hacer un Bilbao cohesionado urbana, social y económicamente». Faltó al acto Alfonso Gil, teniente de alcalde, presa de una gripe afortunadamente menos virulenta que la de 1918.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos