El Ministerio de Medio Ambiente quiere acabar con las bodas en Gaztelugatxe

Majestuoso: para llegar a la ermita hay que subir 241 escaleras./Sergio García
Majestuoso: para llegar a la ermita hay que subir 241 escaleras. / Sergio García

Costas plantea un uso del islote centrado en el disfrute del paisaje y la naturaleza. Permite las misas, pero descarta las celebraciones privadas

Josu García
JOSU GARCÍA

Antes de aparecer en la serie 'Juego de Tronos', el bello islote de San Juan de Gaztelugatxe tuvo un gran eco mediático gracias a la boda de Ane Igartiburu y el bailarín Igor Yebra. Fue en 2004. Las fotografías de la presentadora de Elorrio, vestida de blanco, subiendo los 241 escalones que conducen a la ermita centenaria, llenaron portadas y muchos minutos de televisión.

En los años siguientes, el número de parejas que eligió este mágico enclave vizcaíno para darse el 'sí, quiero' se disparó. En los momentos álgidos de este fenómeno, se oficiaron más de una treintena de ceremonias en un mismo año. Hasta hubo lista de espera. En los últimos tiempos, los enlaces matrimoniales que han tenido lugar aquí rondan la veintena.

Pero la imagen de una novia subiendo hacia la ermita con su vestido de cola podría no volver a repetirse en lo sucesivo. La Demarcación de Costas en el País Vasco, órgano dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, apuesta por cancelar este tipo de celebraciones de ahora en adelante. Las instituciones o particulares que se puedan sentir afectados por esta decisión tienen un plazo de dos semanas para presentar alegaciones en contra de esta decisión, con el objetivo de tratar de revertirla.

La ermita es propiedad del Obispado, mientras que los accesos y la placita que hay en el centro del islote pertenecen al Ayuntamiento de Bermeo. Sin embargo, todo ello se encuentra dentro del dominio público marítimo-terrestre. Al igual que las playas o las zonas de acantilado, esta franja de terreno debe ser de libre acceso para que la disfrute la ciudadanía, tal y como establecen las leyes.

El organismo da ahora un plazo de dos semanas para que los afectados presenten alegaciones

En este contexto, el Consistorio de la localidad pesquera solicitó hace unos meses a Costas la «regularización» del enclave. Aunque el edificio religioso lleva allí desde aproximadamente el siglo X, cada vez que la Administración local tenía que ejecutar algún arreglo, se veía en la obligación de pedir los permisos a Medio Ambiente, lo que suponía un embrollo.

El expediente administrativo abierto prevé concederle al Ayuntamiento la concesión sobre el uso de este terreno. En principio, no parece que nada vaya a cambiar, más allá de los enlaces matrimoniales. «Salvo mención expresa en contra, la ermita se utilizaría para visitas públicas, libres y gratuitas o para el culto ordinario, y no para celebraciones tipo boda, bautizos o similares, ni mucho menos, con fines privativos o de pago por servicio, ni para venta de ningún tipo de producto u otras actividades», se asegura en la documentación a la que ha tenido acceso EL CORREO.

El informe oficial reconoce que el lugar se ha convertido en «un enclave turístico de primer orden». A raíz de su aparición en 'Juego de Tronos', el número de visitantes ha crecido de manera muy notable: 340.000 entre junio y septiembre. La Diputación y el Consistorio de Bermeo trabajan actualmente en el diseño de un plan que pretende conjugar la explotación de su tirón turísico y su conservación.

Igor Yebra y Ane Igartiburu. A la derecha, Ibai e Ingrid.
Igor Yebra y Ane Igartiburu. A la derecha, Ibai e Ingrid.

El ‘trono’ de varias parejas afamadas

Ane Igartiburu e Igor Yebra no han sido los únicos personajes con fama en casarse en la ermita de San Juan de Gaztelugatxe. La presentadora y el bailarín se dieron el ‘sí, quiero’ en 2004. El año pasado, el santutxuarra Ibai Gómez, futbolista del Alavés y exjugador del Athletic, se unió en matrimonio a la periodista Ingrid Betancor. Al enlace asistieron Fernando Llorente y Ander Herrera, entre otros. También se casaron en el islote, el baloncestista Álex Mumbrú y su mujer, Aranzazu.

155.000 euros en arreglos

Ambas administraciones evitaron ayer hacer declaraciones sobre la concesión que se está tramitando. La institución foral aseguró que el asunto de las bodas es competencia del Ayuntamiento. Bermeo, por su parte, mantiene que aún no se ha recibido notificación alguna de Costas. Reconocen que se realizó una solicitud para legalizar la situación del islote, pero que en ese escrito no citaron en ningún momento los usos permitidos ni los prohibidos.

En su contexto

10 millones de estadounidenses
vieron el capítulo de ‘Juego de Tronos’ en el que San Juan de Gaztelugatxe se convierte en Rocadragón. En todo el mundo, las reproducciones a través de plataformas digitales podrían haber llegado a 100 millones de personas.
6 instituciones y entidades
han hecho obras en Gaztelugatxe desde 1982. Entre ellos, la Dirección de Puertos, Costas, la Diputación, el Ayuntamiento de Bermeo y los voluntarios.

En las próximas dos semanas, Costas está abierta a escuchar sugerencias. Estudiará y responderá a todas las alegaciones que se presenten. De hecho, los términos expuestos son susceptibles de ser modificados. Con todo, su apuesta parece clara: «La superficie a otorgar en concesión está destinada a propiciar y facilitar el uso común, libre y público de ocio y esparcimiento, ligado a la contemplación y disfrute de la belleza del paisaje en un entorno privilegiado».

Costas también está tramitando el permiso para que la Diputación pueda ejecutar una serie de trabajos urgentes encaminados a reparar los escalones y los muros de contención de la senda que conduce a la cima del islote. Estas obras tienen un coste de 155.000 euros. Se pretende actuar, sobre todo, en aquellos puntos en los que hay «un deterioro estructural» y «problemas de cimentación».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos