Una menor velocidad en Bilbao «mejorará la seguridad», pero abre dudas sobre la fluidez

Un autobús circula junto a una señal que limita la velocidad a 30 en Juan de Garay. /Ignacio Pérez
Un autobús circula junto a una señal que limita la velocidad a 30 en Juan de Garay. / Ignacio Pérez

Asociaciones vecinales y la DYA califican de modo positivo la limitación a 30 kilómetros por hora mientras los taxistas y automovilistas creen que necesita «más análisis»

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

El tráfico no será el mismo en Bilbao a partir del 30 de mayo. Salvo en unas pocas vías que aún están por determinar, desde ese día no se podrá conducir a más de 30 kilómetros por hora en la gran mayoría de calles de la capital. Este periódico se ha puesto en contacto con diferentes organizaciones relacionadas con la circulación y la seguridad vial para conocer su opinión. El resultado: mientras unos colectivos aplauden la medida porque hará «más pacífica» la ciudad, otros consideran que el plan no ha sido bien madurado.

En la DYA, la opinión es muy favorable. «Quizá no se ha subrayado lo suficiente que esa velocidad límite no se ha elegido por capricho. Está avalada por estudios de diferentes universidades», argumenta Fernando Izaguirre, presidente de la organización de asistencia. «Treinta es la velocidad en la que las lesiones causadas por el impacto de un vehículo no son mortales, o el riesgo de mortalidad se reduce casi totalmente». Para Izaguirre, «la prevención de tragedias, de dramas humanos», es bastante para justificar la medida. «A esto se puede añadir la reducción de todo tipo de costes que supone la eliminación de los accidentes de tráfico: laborales, sociales, etcétera».

La opinión es menos positiva si se consulta entre taxistas. Ignacio Pablos, presidente de Radio Taxi Nervión, asegura que «el día que se lleve a rajatabla la limitación a 30 no vamos a poder movernos por la ciudad». En su opinión, habría que estudiar cada calle para ver si en ella se puede aplicar esta aminoración. «En algunas puede ser viable, por la configuración o el uso que tienen, casi peatonal». Como ejemplo pone Licenciado Poza. Pero «tengo prisa» es una frase que los taxistas oyen con frecuencia. «¿Qué le diré a un cliente que tiene urgencia por llegar al aeropuerto o al hospital de Basurto?», razona Pablos. «Vaya por delante que la seguridad es lo primero. Tiene que haber limitación, eso por supuesto, pero tiene que ser lógica, razonada y bien estudiada», concluye.

Una impresión similar se recoge en el Real Automóvil Club Vasco Navarro (RACVN). «En principio, la vemos como una restricción incoherente y apresurada», explica Mario García, portavoz de la agrupación de conductores. A su juicio «puede haber calles en las que lo que se conseguirá lo que no se desea: un tráfico ralentizado o el colapso». La circulación tiene «que gestionarse sobre dos factores: la movilidad, que debe ser fluida, y la seguridad vial, de la que somos defensores totales». Desde el RACVN «no decimos que la limitación a 30 sea una barbaridad, esto que quede claro, pero creemos que no se puede aplicar de una forma tan generalizada y debe basarse en un análisis que considere la estructura de cada calle».

Menos ruido, más bienestar

Entre las asociaciones de vecinos el parecer es positivo. El Foro Cívico de Bilbao hizo de la ralentización del tráfico en Alameda de Rekalde uno de sus caballos de batalla fundacionales. «Aplaudimos que el Ayuntamiento se haya puesto las pilas y nos parece muy bien la extensión de la limitación a 30 en toda la ciudad», asegura su presidenta, Verónica López. En todo caso, «queremos saber cuáles van a ser las vías en las que se va a mantener el máximo de 50», vigente ahora en Alameda de Rekalde «pero que creemos insuficiente y vemos que no se respeta». La presidenta de los vecinos de Basurto también aprueba la reducción. «En Basurto hay varios puntos especialmente peligrosos en los que vendrá bien el límite a 30. Pero hay otro factor a tener en cuenta -añade Begoña Vivanco-. La reducción del ruido supondrá será una mejora en la calidad de vida de los vecinos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos