Médicos por deusto

Avanza en el proyecto de abrir una facultad de Medicina

Médicos por deusto
Pablo Martínez Zarracina
PABLO MARTÍNEZ ZARRACINA

Hace poco más de un año, el rector Guibert aseguraba que la facultad de Medicina había pasado para la universidad de Deusto de ser una idea a ser un proyecto. Unos meses después, el director del IMQ aseguraba que su deseo como institución médica colaboradora era abrir la facultad en cinco años. No es raro que los detalles funcionen en esta clase de asuntos como la lanzadera de un cohete espacial. Una vez puesto en órbita, el asunto se impulsa con el combustible de la discreción. El mes pasado, el rector Guibert explicaba que solo estaban hablando de lo de la facultad con Osakidetza y el Gobierno vasco y que tampoco había mucho que comentar.

Ahora sabemos que la universidad de Deusto ha pasado en realidad de las reuniones a los hechos. Por ejemplo, encargándole a un arquitecto el edificio de la nueva facultad. El arquitecto es Carlos Ferrater y trabaja en algo que tenga «mucho carácter». Quizá eso favorezca que los futuros médicos licenciados por Deusto sean como el Doctor House. Que el arquitecto barcelonés prevea tener el proyecto listo en verano hace pensar en que iba en serio eso de estar formando profesionales sanitarios en unos años.

Otra de las cosas que aclara Ferrater es que la nueva facultad estará «al lado» de la actual clínica del IMQ. El término no es un prodigio de exactitud, pero te haces una idea. Y es evidente que, para los estudiantes de Medicina, tener al lado su hospital universitario es más o menos lo mismo que para los de Bellas Artes estudiar junto a un museo. Estas cosas hay que planearlas bien. Piensen que, si lo que pones al lado de un museo es la facultad de Medicina, corres el riesgo de que los cirujanos te salgan cubistas.

La planificación tiene que ver también con asuntos urbanísticos: proyectos, permisos, planes generales... De eso, en teoría, no hay nada. El Ayuntamiento se remite al Consejo Asesor de Urbanismo. La creación de una nueva facultad de Medicina se justifica siempre por la creciente demanda de los estudiantes. Si la UPV acomete algún día el viejo proyecto de trasladar su facultad junto al hospital de Basurto, Bilbao se convertirá en una ciudad llena de profesionales sanitarios en formación.

Que los enfermos del mañana vayamos también formándonos por nuestra parte yo creo que equilibra bastante las cosas.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos