Los libros del Perro Chico, adjudicados por 5.000 euros

Los libros del Perro Chico, adjudicados por 5.000 euros

Dos hombres que no han querido identificarse se llevan por el precio de salida los registros de firmas y dibujos de comensales del mítico restaurante bilbaíno

Jesús J. Hernández | olatz hernández
JESÚS J. HERNÁNDEZ | OLATZ HERNÁNDEZ

Se esperaba una subasta reñida en la Sala de Subastas Gran Vía de Bilbao, pero no hubo tal. Los tres libros de firmas de los comensales del mítico restaurante bilbaíno Perro Chico, situado frente al Casco Viejo, fueron adjudicados por el precio de salida: 5.000 euros. Se los llevaron dos hombres entrados en años que se negaron a identificarse cuando fueron abordados por los periodistas.

Por el templo gastronómico de Marzana pasó la flor y nata de la sociedad vizcaína, atraída por los mágicos fogones del desaparecido Santiago Díez. Entre 1998 y 2003, a la hora de los postres, el propietario acercaba una libreta a los más ilustres de sus visitantes. Ahí plasmaron dibujos y firmas el cantante Miguel Bosé, los pintores Jesús Mari Lazkano e Iñaki García Ergüin, la diseñadora Miriam Ocariz y el escultor estadounidense Richard Serra, entre muchos otros. Una de las joyas, según Marisa Arnaiz, directora de la casa de subastas, es un trabajadísimo dibujo de Miquel Barceló, que sin embargo no logró que variara el precio de salida de 5.000 euros.

El gato de Miguel Bosé y una dedicatoria cargada de rimas.
El gato de Miguel Bosé y una dedicatoria cargada de rimas.

Y eso que había «muchísimo interés», se habían recibido llamadas de Madrid y de San Sebastián, y en la exposición previa se habían recibido numerosas visitas.

Un centenar de asistentes

Que los compradores no quisieran la final identificarse no sorprendió a nadie en la sala de subastas «Aquí el anonimato es fundamental. Como norma general, ni el vendedor ni el comprador quieren darse a conocer», asegura la directora de la casa de subastas.

‘Perra Chica’ sobre un paisaje de Bilbao, dibujado por Mariscal en 2004.
‘Perra Chica’ sobre un paisaje de Bilbao, dibujado por Mariscal en 2004.

Los compradoras abandonaron la sala de la Gran Vía orgullosos de su adquisición. Ya son los propietarios de los viejos secretos de sobremesa del Perro Chico. Desde las rimas que escribió Miguel Bosé a la impresión de los labios rojos de Miriam Ocariz y las palabras de Iñaki Azkuna, un habitual de sus manteles. Y de muchas dedicatorias para Santiago que firman sus fieles, como ésa de Montxo Borrajo: «Placer de tenerte como amigo. Siempre serás un libro abierto, una sinfonía, un concierto. Una ópera de amor toda locura».

Richard Serra quedó cautivado.
Richard Serra quedó cautivado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos