Mary Poppins acompañará a los Reyes Magos en la cabalgata de Bilbao

Los deshollinadores acompañarán a Mary Poppins./
Los deshollinadores acompañarán a Mary Poppins.

Participarán más de 400 personas entre actores, bailarines, bomberos y Policía Municipal

OLATZ HERNÄNDEZ

El viernes 5 de enero, horas antes de repartir los regalos por las casas de la villa, los Reyes Magos de Oriente desfilarán por la Gran Vía hasta llegar al Ayuntamiento. Melchor, Gaspar y Baltasar no pasarán desapercibidos, ya que estarán acompañados de una gran comitiva. Más de 400 personas entre actores, bailarines y figurantes -además de bomberos y Policía Municipal- formarán parte de su séquito. Entre ellos estarán Mary Poppins y los deshollinadores que bailarán para animar al público la famosa 'Chim chim cher-ee'.

Las diez carrozas saldrán a las seis de la tarde de Gran Vía (a la altura de María Díaz de Haro). El color, las luces, la magia y la música protagonizarán la Cabalgata. «Estará llena de sorpresas», ha prometido la concejala de fiestas Itziar Urtasun. El Soldadito de Plomo, Caperucita Roja y el Lobo, los 101 dálmatas y Cruella de Vil, la ardilla de la Edad del Hielo... harán sonreír al público infantil «y también al adulto» en la carroza de Juguetes y Cuentos. También estarán los protagonistas del programa infantil de ETB3 '3 Txulo', Victor, Laura e Isabel.

Más información

Abrirán la cabalgata los Bomberos de Bilbao con un camión. Seguido vendrán los Guardianes de las Estrellas, con una escena inspirada en los sueños derretidos de Salvador Dalí. La carroza de la Gran Estrella de Oriente será la encargada de guiar al resto de la cabalgata con su larga estela de luces led. Justo después vendrá el Departamento Real de Correo Express, con servicio reforzado para que ningún niño se quede sin entregar su carta.

3,5 toneladas de caramelos

Sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar vendrán justo después. Sus carrozas incorporarán un año más sillones giratorios para que puedan saludar a todos aquellos que acudan al desfile. Cerrará la cabalgata la carroza de la Fábrica de Caramelos que lanzará una lluvia de caramelos sin gluten al público. «Serán 3,5 toneladas de dulces y 30 kilos de confeti biodegradable», calcula Urtasun. Siguiendo a todo ese cortejo, siete barredoras y el equipo de limpieza del Ayuntamiento se encargarán de retirar todos los residuos.

A su llegada al Ayuntamiento, sobre las siete y media de la tarde, los Reyes Magos serán recibidos por el alcalde y ofrecerán su tradicional mensaje desde el balcón. Estarán acompañados por un intérprete de signos para que el mensaje llegue a todos los niños. El acto se cerrará con un encuentro con los más pequeños en el Salón Árabe, donde escucharán sus deseos y recibirán sus cartas. La cabalgata durará unas dos horas, para las que los técnicos llevan trabajando unos seis meses, ultimando detalles y diseñando las nuevas carrozas.

Temas

Bilbao

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos