LAS CIFRAS

Zalla confía en ampliar Enkarlan tras impulsar 67 contratos en un año

Enkarlan aprovecha el palacio Longar, que se iba a destinar a un futuro hotel-restaurante. / S. LLAMAS
Enkarlan aprovecha el palacio Longar, que se iba a destinar a un futuro hotel-restaurante. / S. LLAMAS

El centro de promoción del empleo, que formalizó 209 inscripciones, prevé sumar la antigua capilla y la casa del capellán a sus instalaciones de El Longar

SERGIO LLAMAS ZALLA.

La puesta en marcha del centro de formación e inserción laboral Enkarlan, que el Ayuntamiento de Zalla abrió hace ahora un año en el palacio Longar, ha transformado ya la vida a 67 personas. Ése es el número de contratos confirmados hasta la fecha, fruto de las 209 inscripciones en cursos y certificaciones de distinto grado que la iniciativa ha desarrollado en estos primeros doce meses de recorrido con la participación del colegio Maristas y la Fundación Bagabiltza. Y esta cifra no dejará de crecer.

Por el momento, la valoración definitiva del primer año no estará lista hasta marzo. Aún falta incorporar a las personas que actualmente continúan cursando sus prácticas. Por otro lado, la iniciativa ha renovado las subvenciones que obtuvo el año pasado -con 120.985 euros del departamento foral de Empleo, Inclusión Social e Igualdad y otros 201.040 procedentes de Lanbide para este 2018- y aspira a ampliar su oferta con una nueva línea, todavía por anunciar, que se sume a las tres áreas que ya desarrolla en la actualidad: cocina, atención socio-sanitaria y nuevas tecnologías. Para ello se planea aprovechar los inmuebles de la antigua capilla y casa del capellán, anexos al palacio Longar, donde de paso se quieren desarrollar otras actividades de promoción económica y empleo.

800
peticiones de inscripción recibió Enkarlan en su primer año de vida, de las cuales formalizó 209.
2.000
horas de formación llegan a tener los ciclos de grado medio en atención a personas dependientes y auxiliar de enfermería ofrecidos en 2017.

En su primer año, la oferta formativa ha incluido dos ciclos de grado medio (con entre 1.400 y 2.000 horas de formación), seis certificaciones profesionales (de 500 a 750 horas) y 40 cursillos de corta duración, con opciones de contratación. «Los resultados demuestran que este tipo de estímulo es efectivo para mejorar la empleabilidad de nuestros vecinos», celebró el alcalde de Zalla, Javi Portillo, quien destacó que se ha superado el número de solicitudes de inscripción a los cursos ofertados: 800 en su primer año.

El alcalde señaló que aspiran a «contar con una financiación estable» compartida con otras instituciones. Para ello plantean recibir una aportación similar a la que obtienen entidades como los BIC, aunque no necesariamente a su misma escala. «Actualmente no podemos movernos con mucha antelación hasta saber si nos conceden la subvención anual o no, y nos gustaría planificar acciones para varios años», razonó Portillo, quien explicó que de cara a su primer año de vida no tuvieron confirmación de las subvenciones hasta prácticamente finalizar 2016. El regidor también recordó que los beneficiarios no son únicamente los vecinos del municipio, aunque sea éste el que aporta las instalaciones.

El año pasado también solicitaron el apoyo económico y político de la Mancomunidad de Las Encartaciones. «Confiamos que estos resultados terminen de convencer a la Mancomunidad para que apoye el proyecto y no esté sometido a los vaivenes de las convocatorias de ayudas anuales», reivindicó Portillo.

Parada de autobús

El alcalde de Zalla subrayó que Enkarlan ha servido también para reconducir la iniciativa del anterior equipo de gobierno del PNV, que preveía utilizar las instalaciones municipales como hotel-restaurante. «Hemos logrado transformar un proyecto fallido en un centro de formación e inserción laboral que facilita la generación de empleo en nuestra necesitada comarca», se enorgulleció.

De hecho, las instalaciones se ubican en un polígono industrial que no llegó a despegar. «Dentro del pueblo se le conoce como el aeropuerto, porque el paisaje es el de una pista vacía», lamentó. Ahora que gracias a este proyecto se desarrolla actividad en el entorno, el Ayuntamiento ha solicitado una nueva parada de Bizkaibus que de servicio a las personas que se desplazan hasta allí diariamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos