Xabier Cuéllar repite como candidato jeltzale a la Alcaldía de Trapagaran

El alcalde de Trapagaran, Xabier Cuellar. /Pedro Urresti
El alcalde de Trapagaran, Xabier Cuellar. / Pedro Urresti

Es la tercera vez que la agrupación local le elije como aspirante a ocupar el sillón consistorial por su «cercanía y preocupación por los vecinos»

HELENA RODRÍGUEZ TRAPAGARAN.

Xabier Cuéllar volverá a ser el candidato del Partido Nacionalista Vasco a la Alcaldía de Trapagaran, cargo que ocupa desde 2011. La candidatura para las elecciones municipales de mayo de 2019 fue confirmada por fuentes jeltzales, que destacaron que la decisión ha sido tomada por la agrupación local. Sus compañeros valoran especialmente la «cercanía y preocupación que muestra por cada uno de los vecinos», así como «la experiencia acumulada».

«Esta es la tercera vez que la afiliación trapagarandarra le elige como cabeza de lista. El objetivo es que siga mejorando y modernizando el municipio como lo ha hecho hasta ahora», destacan desde el PNV. Cuéllar cumplirá ocho años al frente del Consistorio minero el próximo 15 de mayo, a los que hay que añadir su experiencia como concejal, que se inició en 2003.

Nacido en Trapagaran hace 63 años, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Barcelona. Además de tener estudios de Filosofía, posee un máster en marketing por la Universidad del País Vasco. En su curriculum figura la presidencia de la ikastola Itxaropena, así como colaboraciones en varios medios.

A Cuéllar, de 63 años, le gustaría «jubilarse como alcalde y con los deberes hechos»

«Ser alcalde del pueblo que te vio nacer es el mayor orgullo que puede haber. Eso sí, sin aferrarnos al cargo y con una idea clara de equipo y de qué queremos hacer con nuestro municipio. En mi caso, tengo algunos proyectos que me gustaría culminar», manifiesta el jeltzale. «Me gustaría jubilarme ocupando la Alcaldía y con los deberes hechos», reconoce.

En su cartera de planes, destaca la reactivación de las antiguas zonas industriales que ocupan buena parte del territorio del municipio, entre ellas, los terrenos sobre los que se asentaba Babcock Wilcox. «Está claro que no se va a volver a lo que hubo, pero hay que revitalizarlos porque no pueden seguir ahí devastados. Vamos por el buen camino», afirma. También señala como objetivos la apertura de una haurreskola, el parking de caravanas y mejoras urbanísticas de diverso calado. El nacionalista no quiere olvidarse de la cultura, un terreno en el que le gustaría poner diversas figuras del municipio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos