Luz verde a las cuentas de Portugalete tras cuatro horas de intenso debate

El presupuesto presentado por el PSE salió adelante gracias al pacto con el PNV, que se abstuvo en la votación

ENEKO PÉREZ PORTUGALETE.

El último pleno ordinario de Portugalete antes de las vacaciones estivales terminó como se preveía, con la aprobación del presupuesto para este año. El documento, que arroja una cantidad total de 48,5 millones de euros, recibió el visto bueno del equipo de gobierno y la abstención del PNV, haciendo valer el pacto de estabilidad que hay entre ambos grupos y dejando sin validez los votos en contra de EH Bildu, Portugalujo Despierta y Partido Popular. No obstante, lo más llamativo de la sesión fue este punto y lo que se alargó, más de cuatro horas en las que hubo momentos de tensión entre algunos de los portavoces.

Una de las principales cosas que la oposición echó en cara al alcalde, Mikel Torres, fue la tardanza en anunciar estas cifras. «¿A usted le parece normal que estemos a finales de julio aprobando un presupuesto general? Cada año se hace más tarde, y ya no queda tiempo para nada. Esto es inaudito», protestó uno de los miembros de Portugalujo Despierta, cuya crítica fue secundada por el resto de grupos de la oposición salvo la formación jeltzale. La propia norma foral, recordó Juan Carlos Castaño, el portavoz popular, «explica que se debían haber presentado para su aprobación hace nueve meses. Estas partidas ya están comprometidas, el margen de maniobra es nulo».

48,5 millones de euros es el presupuesto de Portugalete para este año
Se aprobó gracias a la absetención del PNV.

Solo enmiendas jeltzales

El rechazo frontal a todas las enmiendas presentadas por PP, EH Bildu y Portugalujo Despierta también causó una encendida discusión. «Ha sido todo un paripé. Hemos presentado entre todos más de 60 propuestas y no ha salido adelante ni una sola», lamentó Jon Medrano, de Portugalujo Despierta. Con todo, al borrador inicial redactado por los socialistas sí que se le incorporaron las enmiendas del PNV para, entre otras cosas, derivar partidas para la divulgación del txistu, crear apartamentos tutelados para mayores o un programa de ayudas económicas para promover el empleo .

Si en algo estuvieron todos, o casi, de acuerdo fue en la moción presentada por el PP respecto a la memoria histórica de las víctimas de ETA. «Queremos que se trabaje igual que con los damnificados por el franquismo. Los jóvenes de hoy deben saber lo que ocurrió aquí», remarcó Castaño, antes de reprochar a EH Bildu su abstención. «Es muy triste que no sean capaces de unirse al resto en esta medida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos