Vecinos de Güeñes reactivan las protestas contra la planta de biomasa de Aranguren

Dos mil personas se manifestaron en 2017 por las emisiones. / E. C.
Dos mil personas se manifestaron en 2017 por las emisiones. / E. C.

La plataforma, que cesó las movilizaciones hace un año, reclama límites más restrictivos en la Autorización Ambiental Integrada de Glefaran

SERGIO LLAMAS GÜEÑES.

Un año después de que cesaran las movilizaciones en Güeñes contra los problemas de emisiones que genera en el municipio la planta de biomasa de Glefaran, la plataforma 'Güeñes Bizia' se prepara para volver a salir a la calle. El viernes el grupo celebró un encuentro para mostrar su preocupación por los resultados arrojados en las últimas mediciones, que consideran por encima de los valores prometidos, y mostrar su descontento con la Autorización Ambiental Integrada (AAI) elaborada por el Gobierno vasco.

«Han hecho la AAI para que la empresa quepa ahí», denunció ayer una de las portavoces de la plataforma, Mireia Santos. Se acaba de cerrar la presentación de alegaciones, por lo que el grupo deberá presentar un recurso de alzada fuera de plazo. Según denunciaron, el Ayuntamiento de Güeñes no trasladó el texto al resto de grupos municipales hasta 18 días después de haberlo recibido.

El equipo de gobierno en Güeñes (PNV) explicó ayer que se usaron unos días para estudiar la AAI. «Se hizo así porque era inminente la llegada de los datos del opacímetro y se quería entregar toda la información junta, que se hizo llegar el 2 de febrero», razonaron. Además, señalaron que, si bien «seguramente una mayor reducción del límite de emisiones hubiese sido más deseable, se adelanta que para el año 2024 -plazo que da la Unión Europea a las empresas para adaptar sus equipos- el límite será menos de la tercera parte que en la actualidad».

Medio Ambiente defiende que los límites fijados por la nueva autorización «son muy restrictivos»

Partículas en el aire

En Medio Ambiente del Gobierno vasco destacaron el trabajo de los técnicos y señalaron que se fija un límite de 75 miligramos de partículas por metro cúbico de aire como media diaria. Las mediciones realizadas registran una media anual acumulada de 21,47. «Los límites impuestos son muy restrictivos», alegaron.

Los datos no convencieron a la plataforma Güeñes Bizia, que destacó una medida correctora de 2007 donde se fijaba un valor máximo de 50. Además, acusaron a Medio Ambiente de entregar fuera de plazo la información sobre las emisiones, por lo que se plantean acudir al Ararteko, y criticaron que no se les remitiera la AAI desde el departamento. Al parecer, la demora en la comunicación se debió a problemas para contactar con un representante del grupo.

Por encima del debate sobre los valores límite, que varía según se analicen medias diarias, mensuales o anuales, la plataforma denunció la cantidad de incidencias detectadas: 18 en 8 días diferentes de un total de 84 días analizados con 2.016 mediciones en total. Glefaran, por su parte subrayó «su compromiso ético» con la administración y los vecinos, y su voluntad de convivir «cumpliendo estrictamente con las exigencias requeridas».

«Volveremos a la carga, ahora con más fuerza», reivindicó la portavoz de la plataforma, que más allá de cifras recordó cómo es convivir con la planta. «Las terrazas están apareciendo otra vez con ceniza», advirtió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos