BALONMANO

El 'valle' recibe al Barakaldo con ánimo de revancha tras la derrota en la primera vuelta

El Trapagaran no se puede permitir fallos si quiere finalizar el curso en los puestos nobles. / F. GÓMEZ
El Trapagaran no se puede permitir fallos si quiere finalizar el curso en los puestos nobles. / F. GÓMEZ

El conjunto minero, que sigue con la mirada puesta en el play-off, buscará la victoria ante el mejor equipo fabril desde el descenso

SILVIA OSORIO TRAPAGARAN.

Corría la segunda jornada del campeonato en el grupo C de Primera Estatal y el Barakaldo daba la sorpresa en el derbi provincial por excelencia ante el Trapagaran. Un resultado que tuvo un efecto directo en ambos conjuntos: mientras los mineros perdían a Lander Borda y se quedaban rezagados en la lucha por el play-off, la escuadra que comanda Fernando Herrero firmaba el mejor arranque de liga desde el descenso y se posicionaba, a diferencia de otras campañas, en la zona tranquila. Este sábado (Polideportivo municipal Valle de Trápaga. 18.45 horas) volverán a estar frente a frente.

Dos equipos que cuentan con una gran rivalidad entre sí y en los que ha sido habitual el trasvase de jugadores y entrenadores. En los últimos tiempos, tienen los papeles cambiados: el club baracaldés hasta hace poco ha sido el referente del balonmano masculino en la provincia, pero tras su descenso de División Honor Plata el 'valle' le ha arrebatado el título. Como buen derbi, la emoción estará servida hasta el último minuto. Además, en estos partidos de poco vale la clasificación. «Se llevará la victoria el que dispute el choque con mayor intensidad», señala el técnico minero, Joseba Rodríguez 'Jaito', años atrás enrolado en el Barakaldo.

Su homólogo en el banquillo fabril lleva solo dos campañas viviendo estos cruces entre vecinos, pero es de sobra consciente de lo que significan. «No dejan de ser dos equipos que han compartido jugadores, entrenador, que visten con los mismos colores... Hay presión por ganar al vecino. Parece que ahora el poderío lo llevan ellos, pero son etapas», afirma.

En el partido de ida, el equipo de Lasesarre se llevó la victoria por un ajustado 31-30. En aquella ocasión, los de 'Jaito' no estuvieron finos ni en portería ni en la faceta defensiva, pero en las últimas jornadas se ha mejorado en ambas parcelas y «el objetivo es seguir la línea». Este desajuste se produjo en gran medida debido al potencial que el Barakaldo tiene en los 6 metros, con Markel Moreno y, sobre todo, con Fernando Martínez en el pivote, un jugador muy poderoso y que cuando recibe el balón es muy difícil de parar, pero que en esta ocasión no estará disponible por su lesión en el codo. El trabajo de esta semana se ha centrado, por tanto, «en encontrar la fórmula para conseguir detener o al menos dificultar la conexión entre la primera línea baracaldesa y sus pivotes», explica el preparador minero.

Los puntos fuertes

El Barakaldo viene de vencer la semana pasada, pero Herrero reconoce que sus pupilos no estuvieron «cómodos», aunque sí rápidos, por lo que anima a su equipo a sacar provecho de sus puntos fuertes, como el contragolpe. En esta ocasión el 'valle' ha mejorado y las cosas no serán nada fáciles: «No somos favoritos. Ellos están por encima de nosotros, aunque no están como el año pasado».

El objetivo del cuadro baracaldés, que volverá a tirar de jóvenes tras las bajas aseguradas de hombres curtidos en mil batallas como Alberto Muñoz, Fran y el propio Martínez, será contrarrestar el juego del Trapagaran, uno de los equipos más anotadores, presentando una defensa férrea. «Si vamos a un resultado amplio, nos costará ganar. A 30 goles no creo que seamos capaces de llegar. Tocará defender y correr mucho», asume el míster vallisoletano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos