Urgen medidas en Barakaldo contra el aumento de gaviotas

Las primeras quejas proceden de barrios como Beurko-Santa Teresa, Lasesarre, Desierto-Urban y San Vicente

S. LLAMAS BARAKALDO.

Desde 2009 las gaviotas son frecuentes en Barakaldo. En los últimos cuatro años la localidad fabril ha llevado a cabo varias actuaciones de retirada de nidos para reducir su proliferación y evitar los problemas de ruidos, suciedad y malos olores que causan a los vecinos. Ayer el PSE alertó de un nuevo incremento en la población de estas aves, que ya ha ocasionado las primeras quejas en zonas como Beurko-Santa Teresa, Lasesarre, Desierto-Urban y San Vicente.

«Cada vez se ven más gaviotas buscando comida junto a los contenedores de basura, en el entorno de comercios y restaurantes o en la ribera del Galindo y la Ría», señaló la concejal socialista Alba Delgado, quien apuntó la necesidad de emprender medidas urgentes.

El equipo de gobierno del PNV recordó que las actuaciones se llevan a cabo durante el periodo reproductivo de las gaviotas, en primavera. Es entonces cuando se asientan en sus nidos, en tejados altos como los de los edificios que conforman Beurko Berria. «Hasta el momento no se ha recibido ninguna queja en el área», señalaron los portavoces municipales, quienes explicaron que a pesar de todo se han dado indidaciones a los técnicos para que comprueben si se ha registrado un aumento de la población de gaviotas en la ciudad. En ese caso adelantarán las actuaciones.

Desde 2013

La primera intervención para frenar la proliferación de gaviotas en Barakaldo se llevó a cabo en julio de 2013, después de que el Ayuntamiento obtuviera el permiso de la Diputación. Se retiraron una docena de nidos en Beurko Berria. Desde entonces, los trabajos se han mantenido en el tiempo, quitando también los huevos que se localizan en los tejados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos