El túnel de Ansio, en Barakaldo, tendrá cámaras de vigilancia para septiembre

En el túnel también hay una zona de rocódromo para fomentar el paso de personas.
En el túnel también hay una zona de rocódromo para fomentar el paso de personas. / S. Llamas

El Ayuntamiento ha recibido por fin el permiso para instalar los dispositivos, que comenzará lo antes posible

EL CORREO BARAKALDO

El Ayuntamiento de Barakaldo instalará por fin cuatro cámaras de videovigilancia en el túnel de Ansio, que une Lutxana con la zona del BEC y que está considerado como un punto conflictivo e inseguro. El Consistorio acaba de recibir la autorización por parte del Gobierno vasco para estas obras, en las que se invertirán 12.800 euros. Los dispositivos estarán conectados con la comisaría de la Policía Local y permitirán las vigilancia de esa zona las 24 horas del día.

La alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, ha señalado que con estas cámaras se quiere «garantizar la seguridad» de los usuarios del túnel y que «quienes vayan con malas ideas tengan en cuenta que están siendo observados por los agentes municipales». Si todo va según lo previsto, se colocará una cámara en cada entrada al túnel y otras dos en el interior

Del Campo ha destacado que con las cámaras se podrá vigilar el túnel desde la comisaría de la Policía Local y se podrá «actuar más rápido y contar con imágenes de los autores de posibles delitos». Los trabajos para la instalación comenzarán lo antes posible y, según Del Campo, para septiembre los dispositivos ya estarán funcionando.

No es la primera acción que el Consistorio local hace en este subterráneo, muy usado por los vecinos, pero en el que han tenido lugar varios percances. En su momento se limpió, se instaló un rocódromo para fomentar el paso de gente y se colocó iluminación que se mantiene encendida durante todo el día.

Fotos

Vídeos