Tres enmiendas a las cuentas del Gobierno vasco reforzarán la sanidad en la Margen

Las obras de construcción del edificio de viviendas donde va a ir el ambulatorio arrancaron en 2012. / E. C.
Las obras de construcción del edificio de viviendas donde va a ir el ambulatorio arrancaron en 2012. / E. C.

Impulsan el centro de salud de Retuerto, una segunda ambulancia en esta zona y una máquina de resonancia magnética para San Eloy

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Más y mejor atención sanitaria para la Margen Izquierda. Tres enmiendas incluidas por el Partido Popular en el presupuesto del Gobierno vasco para 2018 durante las negociaciones para el apoyo a las cuentas permitirán reforzar la Sanidad en la comarca. En total, las tres iniciativas recogen un aumento total de 1.570.000 euros en sus partidas. Gracias a ellas, se podría abrir este año el centro de salud de Retuerto, en Barakaldo, dotar al entorno de una segunda ambulancia para el transporte urgente de personas enfermas, y adquirir una máquina de resonancia magnética en el Hospital de San Eloy.

Sólo esta última enmienda de los populares supone ya una inyección de un millón de euros en el presupuesto sanitario. «Serviría para reducir la lista de espera», advirtió la secretaria general del PP vasco y portavoz del grupo en el Ayuntamiento de Barakaldo, Amaya Fernández, quien recordó que «al final son muchas las dolencias que necesitan una resonancia magnética». Según apuntó, se trata de una medida que ya impulsaron en la ciudad de Vitoria. Allí el efecto ha sido visible. «Ha reducido la espera en un mínimo de un mes y eso es más o menos extrapolable aquí», razonó.

Fernández también remarcó la necesidad de abrir el ambulatorio de Retuerto, para el que había una partida inicial en los presupuestos de 250.000 euros que los populares han incrementado con otros 300.000. Actualmente, los vecinos de este barrio baracaldés deben desplazarse hasta el centro de salud de La Paz para ser atendidos. «Este centro va a cumplir ahora tres años de retraso desde que el Ayuntamiento aprobó la cesión del local en el último pleno del 2014», incidió la portavoz popular.

La secretaria general del PP vasco señaló que si se ejecuta la partida al cien por cien (los 550.000 euros), sería posible abrir el centro de salud este mismo año. «No es un lujo o un capricho. Es una cuestión de primera necesidad», manifestó.

El servicio se ubicará en unas instalaciones de 400 metros cuadrados que se sitúan en las dos plantas inferiores de un edificio de viviendas de protección local promovidas por la sociedad urbanística de Barakaldo, Eretza. En octubre del año 2014 la entidad llevó a cabo de una reducción de su capital social para poder ceder el inmueble al Gobierno vasco. La partida enmendada en las cuentas del Ejecutivo servirá para acometer tanto la adecuación del local, como la adquisición del mobiliario.

No depender

Por su parte, el incremento de 270.000 euros en el capítulo para la red del transporte sanitario urgente -que partía ya de 4,6 millones de euros- permitirá poner en marcha una segunda ambulancia en el área de la Margen Izquierda. «Hasta ahora, cuando había una carencia se podía enviar otra desde Bilbao, pero entendemos que es mucho mejor que podamos disponer de ella y no depender de que esté libre en otra comarca», reivindicó Fernández. Según estimó, esta podría ponerse en funcionamiento en el primer trimestre del 2018.

Las tres medidas se dirigen hacia un tema que preocupa a los populares. «Con carácter general, detectamos bastantes carencias en el sistema sanitario. Se ha priorizado la Margen Izquierda porque entendíamos que es una comarca que no suele recibir la misma atención que otras zonas del País Vasco y nos parece que se trata de un asunto muy valorado por el conjunto de los ciudadanos», subrayó la concejal y representante del grupo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos