Tres de los cinco vehículos de patrulla de la Policía Municipal de Barakaldo no superan la ITV

La comisaría de la Policía Municipal de Barakaldo, en una fotografía de archivo. p

Los agentes muestran su rechazo a utilizar estos coches, que no podrían circular a una semanade que comiencen las fiestas de la localidad

Ainhoa De las Heras
AINHOA DE LAS HERAS

La Policía Municipal de Barakaldo se enfrenta a un grave problema logístico a apenas una semana de que comiencen las fiestas patronales. El chupinazo, el próximo sábado, servirá de arranque a una semana llena de actos y de visitantes, y también repleta de trabajo. Según denuncian los sindicatos UGT y SVPE, tres de los cinco coches-patrulla, modelo Citroën C-4 Picasso, con que cuenta el cuerpo no han pasado la ITV. Uno de ellos, además, es el único que cuenta con mampara para el traslado de detenidos.

Los tres vehículos presentaban deficiencias técnicas que han obligado a un informe «desfavorable». Uno de los coches tenía un problema de suspensión, por lo que ha quedado «bloqueado» en dependencias policiales.

«La jefatura de la Policía Local de Barakaldo, conocedora del resultado de las inspecciones técnicas, en lugar de retirar inmediatamente de la circulación e inutilizar esos vehículos hasta que sus anomalías hayan sido subsanadas y la ITV haya sido declarada favorable, ha dejado esos vehículos en circulación siendo asignados en los correspondientes turnos para patrullar las calles», señala la nota emitida por UGT.

Agentes del turno de noche se negaron el sábado a sacar esos vehículos a la calle, por lo que fueron conminados a que patrullaran a pie. «La mitad del servicio tendrá que ir andando, lo que afectará a los tiempos de respuesta en un municipio con tanta extensión», advierte el delegado de UGT, Joseba Díaz. «Se está poniendo en grave riesgo a los propios trabajadores y a los usuarios de la vía». Si uno de estos coches circulara estaría incumpliendo la ley de tráfico y seguridad vial, que sólo permite en estos casos que el vehículo se desplace hasta un taller para ser reparado y de vuelta a la base de la ITV para volver a pasarla.

Sin aire acondicionado

«¿Con qué cara, con qué ética, va a parar un policía a un ciudadano e inmovilizarle el coche si él lo lleva en peores condiciones?», se pregunta el portavoz del Sindicato Vasco de Policía y Emergencias (SVPE). «La Policía Municipal tendría que dar ejemplo y cumplir la normativa de tráfico». La central viene denunciando la «precariedad y falta de medios» en la Guardia Urbana de Barakaldo. A su juicio, se debe a la «falta de implicación» del equipo de gobierno local, que se comprometió a mejorar las condiciones del Cuerpo y que «no ha hecho nada. Es vergonzoso».

La Guardia Urbana debería contar con once coches-patrulla de dotación, pero sólo quedaron cinco, después de que se optara por eliminar el leasing y adquirir los vehículos en propiedad. Los actuales tienen casi ocho años «y están en servicio 365 días al año, 24 horas al día». El delegado de UGTprevé solicitar una reunión hoy mismo con la concejala de Seguridad del Ayuntamiento de Barakaldo. «Tendrán que tomar alguna medida, o arreglarlos o retirarlos de la circulación», advierte. Por su parte, el Consistorio baracaldés no ha respondido a la consulta de este periódico.

El SVPE denuncia también que el aire acondicionado de la comisaría municipal «lleva diez días sin funcionar» en pleno mes de julio. En la base policial se acumulan aparatos eléctricos que son «fuente de calor», por lo que la semana pasada, en que tampoco hubo temperaturas muy elevadas, llegaron a alcanzarse los 27 grados en el interior de la central.

Fotos

Vídeos