Trapagaran remodela el frontón de Ugarte para evitar que entre la lluvia

El frontón de Ugarte. /A. T.
El frontón de Ugarte. / A. T.

Se ha cerrado la fachada trasera de la instalación, muy usada por los vecinos, para atajar la aparición de balsas de agua y humedades

HELENA RODRÍGUEZ TRAPAGARAN.

Las balsas de agua, las humedades y las filtraciones que ha sufrido, en distintos momentos, el frontón de Ugarte, en Trapagaran, dejarán de ser problema para los muchos usuarios de la instalación deportiva. El Ayuntamiento de la localidad minera acaba de poner en marcha las obras para mejorar el cerramiento del equipamiento. La actuación permitirá que la cancha pueda ser usada con todas las garantías, especialmente en días de lluvia. Y los trabajos han supuesto la inversión de 27.000 euros procedentes de las arcas municipales.

El delegado de Obras y Servicios, Juanjo Sagredo, remarcó ayer durante la presentación del proyecto que el frontón es un lugar «muy importante» para los vecinos del barrio ya que es un «espacio polivalente». «Además de ser un escenario para practicar deportes de pelota, es donde las familias traen a los niños pequeños las tardes de lluvia y también se utiliza en fiestas y otras muchas celebraciones que se desarrollar en Ugarte», detalló el edil.

Precisamente por todo ello, el Consistorio decidió adelantar el comienzo de la actuación para que todas las labores estuviera terminadas entes del inicio de las fiestas de San Juan, cuya parte del programa se desarrolla en esta instalación. Para que mejore el uso del frontón se ha llevado a cabo la instalación de una estructura de policarbonato de 138 metros cuadrados de superficie. La placa ha sido colocada en la fachada trasera del equipamiento deportivo y con ella se impide totalmente el paso del agua.

El concejal del PNV enmarcó la obra dentro del plan de actuación diseñado por el equipo de Gobierno para desarrollar distintas intervenciones en todos los entornos urbanos de la localidad. «Nuestro objetivo es atender las necesidades de nuestros barrios y este tipo de obras lo demuestran», aseguró Sagredo, al tiempo que recordó que la del frontón es «una actuación muy demandada por los vecinos» dado el uso que se hace de él.

Segunda vez

En 2012, el Consistorio ya se vio obligado a subsanar algunas deficiencias en esta construcción. Entonces, se instalaron paneles para evitar humedades, se cerró la parte que da al río y se colocó una red para evitar que las pelotas se colasen por las lamas de madera que cubren los laterales. Todo ello tuvo un coste de 37.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos