Trapagaran intenta que la «paraje conflictiva» de La Arboleda no regrese

Ertzainas se llevan a la pareja del detenido, increpada por los vecinos. / LUIS CALABOR

El Ayuntamiento hablará «hoy o mañana» con su casera para que no les renueve el contrato de alquiler, que expira el 7 de diciembre

ENEKO PÉREZ TRAPAGARAN.

Los ecos del apuñalamiento a un hombre de 39 años el viernes en La Arboleda aún resuenan en Trapagaran. Ayer, como todos los lunes, se celebró una Junta de Gobierno en el Ayuntamiento en la que el tema principal fue el altercado, que tiene en vilo a los residentes del barrio. El alcalde, Xabier Cuéllar, reconoció a este periódico «que hay vecinos que ahora mismo están con miedo. Estamos analizando todas las posibilidades que tenemos. Lo ideal sería que esta pareja conflictiva, que vive de alquiler, no volviese. Ya han causado muchos problemas».

Al parecer, podría haber una cláusula en el contrato arrendatario que obligaría a rescindir el mismo en caso de que «los inquilinos hayan generado situaciones molestas a la ciudadanía». Sobre este extremo hablará «esta tarde o mañana» el propio regidor con la propietaria del piso, cuya vinculación legal con estas dos personas termina el 7 de diciembre. «Le vamos a proponer que no les renueve el acuerdo, pero no podemos obligarle porque ella es la dueña del inmueble», admitió Cuéllar. Con todo, en breve se convocará una Junta de Portavoces para tratar con el resto de partidos del Consistorio «un asunto delicado que no tiene fácil solución».

El herido, según fuentes municipales, evoluciona favorablemente tras haber sido operado. Mientras, el agresor, que tiene un largo historial delictivo a sus espaldas, continúa encerrado en dependencias policiales, a la espera de lo que dicte la justicia. Su pareja, en cambio, ha sucumbido a la presión vecinal y ha entregado las llaves a la casera para marcharse a vivir a otro municipio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos