El Trapagaran da por cerrada su plantilla para la próxima campaña

Celebración del reciente título de la Copa de Bizkaia conseguido al final de la temporada pasada. / T. E.
Celebración del reciente título de la Copa de Bizkaia conseguido al final de la temporada pasada. / T. E.

El club auriazul, con 14 efectivos, incorpora solo a Eneko Nájera ante la retirada definitiva de Endika Sarasola

SILVIA OSORIO TRAPAGARAN.

El Trapagaran ya da por cerrado el bloque que el año próximo tratará de colarse en los puestos de privilegio. Tal y como se preveía, el equipo que comanda Joseba Rodríguez 'Jaito' será prácticamente el mismo que el del curso pasado, un bloque que repitió participación en el play-off por segunda temporada consecutiva. Según confirmó ayer la entidad, tan sólo se ha producido una baja y un alta de cara a la nueva campaña.

Finalmente, Endika Sarasola ha decido no renovar su vinculación con el conjunto amarillo, poniendo también punto final a su carrera deportiva. El jugador minero tenía problemas para compaginar su trabajo con los entrenamientos y partidos. Una baja importante, ya que se trata «de uno de los referentes del equipo tanto dentro como, sobre todo, fuera de la pista», elogia el míster vizcaíno. Era uno de los líderes del vestuario, una vitola que avalan sus ocho temporadas como jugador del 'valle' en dos etapas diferentes que se vieron interrumpidas por su marcha al Barakaldo en la campaña 2011/2012.

Sin embargo, el club amarillo ha movido pronto ficha y para cubrir su hueco ha incorporado a su plantilla a uno de los jugadores vizcaínos con mayor futuro: Eneko Nájera. El joven lateral, pretendido por otros equipos de la provincia, llega desde el Quirón Askartza, club que la temporada pasada descendió de Primera Nacional. De esta forma y «salvo sorpresas de última hora», la plantilla del Trapagaran queda conformada por un total de 14 efectivos. La portería estará bien cubierta con Pablo Arroyo y Jon Valero, uno de los guardametas revelación de la pasada temporada. En la línea trasera, además de Nájera, estarán los laterales Enrique Gutiérrez, Sergio Fernández y Eder Delgado, y el central Jon Ortuondo. En los extremos, muchos quilates con Josu Valderrama y Jon Bosco por la derecha, e Iker Rincón, por la izquierda. Para el ataque, calidad contrastada de la mano de los primera línea Iker Momeñe e Ignacio Suárez y los pivotes, Xabier Bordegarai y Lander Borda. A estos jugadores hay que sumarles las incorporaciones que se pueden hacer desde el equipo filial.

Todos ellos ya tienen fecha de inicio para volver a ponerse el mono de trabajo. Los jugadores han sido convocados por el técnico, que cumplirá su tercera campaña al frente del equipo, el 16 de agosto en el polideportivo Valle de Trápaga para dar el pistoletazo de salida al nuevo e ilusionante curso. A pesar de que la liga adelanta una semana su inicio (al 16 de septiembre), la fecha de comienzo de la pretemporada no se ha modificado con respecto a años anteriores, por lo que los pupilos de Jaito tendrán una semana menos de preparación. «Con una plantilla 100% amateur, respetar el periodo vacacional de unos jugadores que compaginan trabajo y estudios con el balonmano es fundamental».

Tres amistosos confirmados

Este hecho supondrá grandes «quebraderos de cabeza» en el cuerpo técnico para intentar comprimir al máximo el trabajo físico. Por otro lado, contar casi al completo con la misma plantilla de la temporada pasada hace que en el apartado táctico no suponga un gran lastre el adelanto del comienzo de liga.

El pasado jueves día 20 de julio se sorteó el calendario y al 'valle' le ha tocado un inicio fuerte, enfrentándose al Anaitasuna en la primera jornada y disputando el derbi en Lasesarre en la segunda. Por el momento, los auriazules tendrán tres amistosos para probarse: el 26 de agosto visitarán al Santoña, el miércoles 30 recibirán al mismo conjunto cántabro, y el 1 de septiembre, se medirán como locales ante el Atlético Basauri.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos