BALONMANO

El Trapagaran busca seguir la senda positiva en Usurbil

Los de 'Jaito' han levantado la moral tras un inicio en blanco hasta el pasado fin de semana. / N. GARCÍA
Los de 'Jaito' han levantado la moral tras un inicio en blanco hasta el pasado fin de semana. / N. GARCÍA

El conjunto minero tratará de mantener la solidez defensiva para sumar su segunda victoria consecutiva

SILVIA OSORIO TRAPAGARAN.

Tras la disputa de la tercera jornada de liga en el grupo C de Primera Estatal, el Trapagaran y el Barakaldo han cambiado sus papeles. El conjunto minero logró el pasado fin de semana su primera victoria de la temporada ante el Elgoibar, quitándose un buen peso de encima y levantando la moral de los jugadores, pues en los dos primeros partidos no habían sumado punto alguno. Y eso para un equipo que aspira a repetir participación en la fase de ascenso podía ser preocupante. «Perder hubiera sido un mazazo definitivo. El futuro se ve de otra forma», admite el técnico Joseba Rodríguez 'Jaito'.

Los auriazules firmaron un buen trabajo defensivo, encajando solo cuatro tantos en la primera media hora, algo que en las dos primeras contiendas se había echado en falta. Para el míster, mantener esta línea será la clave para dar continuidad a la senda positiva, en este caso, el sábado (Oiardo Udal Kiroldegia. 19.30 horas) en la cancha del Usurbil, equipo que aún no ha estrenado su casillero.

Esta jornada toca enfrentarse de nuevo a un equipo que históricamente y en su casa siempre se le ha dado mal al 'valle'. 'Jaito' aún recuerda la dolorosa victoria sufrida hace dos campañas que sumió al equipo en un bache del que le costó salir. Para esta temporada, se espera que el guion sea «muy parecido». De hecho, el combinado guipuzcoano ha repescado a Mikel Alzaga, jugador que dejó el equipo hace dos años y que militó en el Bidasoa-Irún. «Su vuelta al equipo esta temporada es una muy mala noticia para sus rivales ya que se trata de un jugador que domina el juego de ataque, siendo capaz de fintar, conectar con pivote y fintar con solvencia. Este será el principal peligro del Usurbil en la parcela ofensiva», advierte el técnico vizcaíno.

«En el caso de perder, hubiera sido un mazazo definitivo. El futuro se ve de otra forma»

Así, la idea con la que parte el equipo amarillo es la de imprimir un ritmo alto al encuentro que acabe pasando factura a un rival mermado en efectivos al final del partido. Se espera que la contienda sea «igualada» en todo momento. Y si los planes del técnico minero funcionan, el Trapagaran debería de ser capaz de marcar la diferencia a medida que se acerque el final del partido. En el capítulo de bajas, faltarán Iker Momeñe y Lander Borda, quienes siguen recuperándose de sus lesiones.

Herrero quiere tranquilidad

Mientras, el Barakaldo ha vuelto a la realidad. Los fabriles rompieron su imbatibilidad en el feudo del Ereintza. Fue un partido en el que la escuadra de la Margen Izquierda empezó rindiendo a buen nivel hasta que la falta de efectivos en la primera línea pasó factura y el juego de ataque del equipo acabó diluyéndose. «Tuvimos un apagón, pero la primera parte fue brillante. Nos ganaron al contraataque», explicó el preparador pucelano, Fernando Herrero.

«Ganar al Gure Auzune es importante porque podemos distanciarnos de los de abajo»

Por tanto, los baracaldeses afrontan la tercera jornada, que se disputa este sábado (Gorostiza. 18.30 horas) ante el Gure Auzune, colista del grupo, con la intención de mantener la línea de trabajo y retornar a la senda del triunfo, permitiéndoles mantenerse lejos de los puestos más temibles.

El míster fabril otorga al encuentro una «importancia alta», ya que se trata de una oportunidad de «buscar la tranquilidad hasta Navidad. Es un partido importante que puede empezar a marcar l diferencia con los de abajo», indicó. Herrero no podrá contar con Iker Brull ni con Eduardo, ambos con lesiones de consideración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos