«Sueño con ser campeón del mundo»

El competidor vizcaíno se ha formado en el prestigioso gimnasio Kwoon Shaolin. /Fernando Gómez
El competidor vizcaíno se ha formado en el prestigioso gimnasio Kwoon Shaolin. / Fernando Gómez
Unai Caro - Luchador de muay thai

El luchador sestaotarra, con varios trofeos internacionales a sus espaldas, peleará este sábado en Ponferrada en la final del cinturón del título ibérico

ENEKO PÉREZSestao

Unai Caro (Sestao, 1992) es una referencia del muay thai no solo a nivel vizcaíno, sino en toda España. Ahora, este apasionado de las artes marciales, formado en el prestigioso gimnasio Kwoon Shaolin del municipio fabril, está ante un nuevo reto en su precoz carrera. Ya ha sido el mejor de España y, tras haber cosechado un buen número de triunfos -varios a nivel internacional-, este sábado le espera un combate en Ponferrada por el título Ibérico. Un importante campeonato en esta disciplina que podría abrirle de par en par las puertas hacia el Europeo. Para ello, tendrá que tumbar al campeón portugués, Miguel Monteiro.

- ¿Le obsesiona conocer cómo pelea su rival?

- No, para nada. Hemos visto algunos vídeos suyos, pero trato de no centrarme en esas cosas. De eso se encarga mi padre, que es mi entrenador, o el compañero que vaya a hacer la preparación conmigo.

- El entrenamiento para una cita así tiene que ser exigente.

- Mucho más que el de un futbolista de Primera División. Entreno cuatro horas seis días a la semana, me lo tomo muy en serio. Esto es ya alta competición y hay oportunidades que no puedes dejar escapar. Salgo a correr, hago trabajo de sombra, practico puños y patadas con los paos, etc.

«Estoy al mil por cien. Creo que es el combate más importante de mi carrera»

- ¿Cuál es su grado de motivación?

- Mil por cien. Altísimo. Me siento genial y creo que este es el combate más importante de mi carrera. Si gano se me abrirán las puertas al campeonato de Europa de 2018. Es el siguiente paso que tengo que dar, siempre hay que pensar en grande.

- ¿Cómo lleva los nervios a la hora de salir al ring?

- Muy bien, siempre salgo tranquilo. Tienes que saber controlar el nervio interno, que no es lo mismo que el miedo. Pero esas ganas de luchar, esa adrenalina… Hay que sentirlas, creo que es una sensación única que no te da ningún otro deporte.

«No me pongo plazos»

- Es joven aún, ¿qué aspiraciones tiene?

- Mi preparación está enfocada en un solo objetivo: ser campeón del mundo. Ya sé que es complicado, por eso no me voy a poner plazos. Los hay que han llegado a lo más alto superando los 30 años. Vamos a intentar de todas las maneras posibles hacer que este sueño se haga realidad.

- Dos espejos en los que se mira.

- Buakaw Banchamek y Saenchai. El primero es un tío duro, de mucho músculo y una pegada terrible, mientras que el segundo es más elegante, domina la técnica perfectamente y tiene un talento increíble. Aquí no son muy conocidos, pero en Asia son estrellas de las artes marciales.

- ¿Con qué momento de su carrera se quedaría hasta ahora?

- La victoria que conseguí por K.O. en marzo cuando peleé en Tailandia ante un luchador autóctono. El combate, dificilísimo, fue en un estadio muy moderno, con un gran ambiente. Cuando el árbitro determinó que yo era el ganador, me emocioné muchísimo, fue un momento irrepetible que no voy a olvidar nunca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos