«La 'Sotera' nos toca a todos el corazoncito»

La cita reunirá a veinte parejas de mujeres y remeros del club Itsasoko Ama. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ
La cita reunirá a veinte parejas de mujeres y remeros del club Itsasoko Ama. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Itziar Baraya y Ainhoa Nanclares participan en la recreación de hoy en Santurtzi del histórico aurresku femenino que en 1921 rindió tributo a los remeros del pueblo

SILVIA OSORIO SANTURTZI.

El 11 de septiembre de 1921 los remeros de Santurtzi ganaron una de las regatas más prestigiosas de la época. El pueblo estalló de júbilo y la Corporación municipal organizó diversos actos festivos para celebrar la gesta y agradecer a sus bogadores el esfuerzo mostrado sobre la trainera. Uno de los actos más importantes fue el aurresku que un grupo de mujeres de la localidad bailaron en honor a los artífices de la hazaña. Un hecho de gran relevancia histórica por estar protagonizado por féminas y del cual se ha tenido conocimiento recientemente gracias a que fue filmado en una película, siendo ésta la primera grabación que se conoce de un aurresku femenino.

Itziar Baraya y Ainhoa Nanclares son descendientes de aquellos héroes y hoy, a las 19.00 horas, participarán en la recreación de aquella danza que el grupo Mendi Alde, con un gran arraigo en el municipio, ha preparado con motivo del IV Sardinera Eguna. Santurtziarras de pro y con el corazón morado, las dos mujeres han vivido el remo desde su niñez. Una más que la otra, ya que Itziar es sobrina-nieta de Francisco Otamendi, su padre fue carpintero para el club, su hijo es remero y está casada con un colaborador de la entidad.

A su compañera de baile la afición le viene por ser bisnieta de Valentín Camino, otro de los integrantes de aquella célebre tripulación en la que remaba junto a dos hermanos. Ella ha permanecido más desvinculada, pero reconoce que cuando tuvo conocimiento de esta iniciativa no dudó en participar.

«Soy bisnieta y empecé a bailar en otro grupo hace unos años. Fue juntar todas las piezas y me pareció una gran idea», señala. El remo es una de las señas de identidad de Santurtzi. Sus gentes lo viven con devoción y se vuelcan con sus bogadores, tal y como se ha demostrado cuando el club Itsasoko Ama, la popular 'Sotera', certificó su regreso a la máxima categoría, un anhelo colectivo que se perseguía desde hace varios años. «El remo es un símbolo del pueblo. Podemos ser del Athletic, pero la 'Sotera' ahí está siempre. Nos toca el corazoncito y recordar hechos como éste es muy bonito para no olvidar las tradiciones de este pueblo», comenta Itziar.

Emoción y sentimiento

El grupo Mendi Alde ha reunido a cerca de veinte mujeres familiares de aquellos bogadores para que recreen aquel acto. Junto a ellas bailarán remeros del club. Durante varias semanas, los ensayos han sido constantes con el objetivo de que la danza esté a punto para el gran día. Unas con más atino que otras, las participantes han puesto todo el empeño y aseguran que no ha sido tan difícil como esperaban. «Nos lo están haciendo fácil, ya que el peso lo llevan otras chicas que son más profesionales», comenta Ainhoa. Itziar, por su parte, fue dantzari en Mendi Alde cuando era cría. Ha pasado el tiempo, pero las nociones no se pierden. «Lo importante es ponerle ganas. Estamos con una ilusión tremenda», confiesa.

Será un baile que los lugareños vivirán como mucha emoción. Algunas, como las hermanas Otamendi, hijas de tío abuelo de Itziar, no podrán participar por la edad, pero no se perderán la cita. «A aita le gustaba mucho bailar. No se le ve en la película, pero seguro que participó. Esta iniciativa nos ha removido las raíces. Estamos todas muy emocionadas», se sincera 'Toni', la mayor de las hermanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos