ATLETISMO

La San Silvestre de Barakaldo se celebrará por la mañana por primera vez

La edición del año pasado fue un éxito. /Pedro Urresti
La edición del año pasado fue un éxito. / Pedro Urresti

Los organizadores de la prueba esperan superar la participación del año pasado, cuando se alcanzaron un total de 1.176 corredores

SILVIA OSORIO BARAKALDO.

La moda de despedir el año con las zapatillas puestas se afianza en Barakaldo. La San Silvestre de la localidad fabril, que se celebra desde hace cinco años, ha ido ganando adeptos con el paso del tiempo, convirtiéndose ya en un clásico de estas fechas. No importa ser joven o veterano, profesional o amateur, ir en serio o solo por diversión. Hay sitio para todos en esta emblemática carrera popular en la que el curso pasado participaron un total de 1.176 corredores.

«La San Silvestre ha logrado formar parte de los planes del último día del año. Son muchas las personas, y no solo de Barakaldo, que han tomado la costumbre de correr ese día por la ciudad y eso es únicamente mérito de la Sociedad Ciclista Barakaldesa, que año tras año se esfuerza en hacer visible esta bonita carrera», señaló ayer la alcaldesa de la segunda urbe vizcaína, Amaia del Campo, en la presentación de la prueba. En sus cuatro ediciones anteriores, la carrera se ha celebrado por la tarde, sobre las cinco. Sin embargo, en esta ocasión, la organización ha optado por modificar el horario y cambiar la prueba a la mañana con el objetivo de atraer aún a más participantes.

Las inscripciones se abrieron el mes pasado y, aunque la gran mayoría de los aficionados a este tipo de pruebas se apunta a última hora, ya hay más de 800 personas dispuestas a ponerse el dorsal. «Este año es domingo y hemos visto claro que este es un horario más cómodo», arguyó Ander Iguaz, uno de los promotores del evento.

Será la principal novedad de la carrera de este 2017. El recorrido, tanto para mayores como para pequeños, se mantiene intacto, con la salida y la llegada en la Herriko Plaza. Los más txikis saldrán a las 11.00 horas. El trayecto será de 500, 1.000 o 1.500 metros en función de la franja de edad; de 0 a 5 años, de 6 a 11 y de 12 a 15, respectivamente. Por su parte, la carrera absoluta contará con un recorrido de 6 kilómetros.

Recogida de alimentos

Al igual que el año pasado, la prueba tendrá su perfil solidario. Así, la inscripción de los corredores infantiles (de 0 a 15 años) no tendrá un coste económico: se realizará a cambio de un kilo de comida. Todos los alimentos que se recojan se entregarán al Banco de Alimentos de Barakaldo. Desde la organización animan también a que los adultos aporten alguna donación.

«La Sociedad Ciclista Barakaldesa plantea esta prueba como una prueba deportiva, pero también como un día de fiesta, por lo que animamos a los vecinos a salir a la calle y a tomar parte en esta bonita carrera para acabar el año haciendo ejercicio y, además, con un fin solidario», zanjó el representante de la entidad fabril.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos