Sestao da luz verde a un ambicioso plan para renovar las tuberías antiguas

Las primeras obras serán en la Avenida de Las Llanas. /E. PÉREZ
Las primeras obras serán en la Avenida de Las Llanas. / E. PÉREZ

Incluye 14 actuaciones en un plazo diez años con un presupuesto de 1,1 millones de euros. La primera se pondrá en marcha antes de fin de año

ENEKO PÉREZ SESTAO

El Ayuntamiento de Sestao va a acometer en los próximos años una amplia renovación del sistema de redes secundarias de distribución de agua. Así se aprobó ayer en el pleno de este mes. El alcalde de la localidad, Josu Bergara, se mostró «muy contento» por poder poner en marcha este ambicioso plan que da continuidad al que ya se venía realizando. «En las dos últimas décadas se ha hecho un esfuerzo muy importante por mejorar todas las redes de saneamiento con diversas obras de reurbanización», recordó.

Los trabajos, eso sí, van a ir para largo. El plazo de ejecución es de diez años. «Nos va a permitir afrontar este proyecto de una manera cómoda y ajustada a nuestra capacidad real», matizó Bergara. El plan contempla la ejecución de 14 actuaciones y la primera no tardará en llegar. «Vamos a intentar empezar antes de que acabe el año en la Alameda Las Llanas y, después, en el Grupo El Carmen», avanzó el regidor municipal.

Las labores que se llevarán a cabo están fundamentadas en criterios de antigüedad de la instalación, la existencia de equipos defectuosos o el uso de materiales que están siendo retirados de las calles, como son el fibrocemento, el PVC o el plomo. Otras de las vías públicas que se van a ver afectadas por estos trabajos son Pablo Sorozabal, Gran Vía, Txabarri y Marismas de Galindo.

Acuerdo con el Consorcio

Para conseguir renovar todas esas tuberías, el Ayuntamiento hará una inversión de 1,1 millones de euros. Este dinero procede, en realidad, de las arcas del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, entidad con la que el equipo de gobierno fabril acordó en julio de 2016 la gestión, el mantenimiento, la explotación y la reposición de la red secundaria local de la distribución del agua potable.

Tras esa entente, el Consorcio se comprometió a conceder 6,6 millones de euros al Consistorio en un plazo de 12 años «para gastarlos en la mejora de la trama urbana, siendo una de las condiciones destinar una parte a la renovación del sistema general de las tuberías», explicó Bergara. Cuando se concluya este proyecto, cualquier coste económico por la modernización de esta red secundaria será asumido por el Consorcio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos