Sestao pide opinión a los vecinos para reformar la Escuela de Aprendices y la Casa de Socorro

Estado actual de la Escuela de Aprendices. /A. S.
Estado actual de la Escuela de Aprendices. / A. S.

El ayuntamiento, que enmarca el proyecto en el plan de regeneración de la parte baja de la ciudad, se reunirá con el tejido social y ha habilitado una web para recoger propuestas

HELENA RODRÍGUEZ SESTAO.

Durante décadas la Casa de Socorro y la Escuela de Aprendices de Sestao fueron dos punto neurálgicos de la vida de la localidad, pero con la reconversión ambos quedaron poco a poco relegados. El primero sumido en el abandono y el segundo con algunas actividades residuales que no aprovechan su potencial. Ahora, el Ayuntamiento ha decidido recuperarlos y para ello va a pedir la colaboración de todos los vecinos.

En noviembre de 2017, el equipo de Gobierno encargó un plan estratégico para acometer la rehabilitación. Ayer, con un primer diagnostico de la situación ya en la mano, el alcalde, Josu Bergara, anunció los pasos a dar. «La recuperación de estos edificios emblemáticos es un anhelo municipal y queremos aprovechar la nueva coyuntura económica para dar el empujón definitivo», explicó el primer edil, que enmarcó la actuación dentro de los planes de desarrollo socio-urbanísticos que se llevan a cabo en la parte baja de Sestao.

Así, la rehabilitación de la Casa de Socorro y de la Escuela de Aprendices se suma a los distintos proyectos de revitalización de viviendas en Txabarri-El Sol y a la recuperación de la zona de Iberia Bekoa. «Queremos actuar no solo en los bloques residenciales, sino también en construcciones que forman parte de nuestro patrimonio, de manera que la intervención sea integral», anunció Josu Bergara. Las arcas municipales destinaron 21.000 euros -6.000 de ellos subvencionados por el Gobierno vasco- a la redacción de un proyecto estratégico que estudiase las distintas alternativas de puesta en valor.

La Casa de Aprendices de Altos Hornos de Vizcaya fue edificada en dos fases, en 1939 y 1940, y fue diseñada por el arquitecto José Ricardo Zubiria. Con cinco plantas de altura, suma 7.000 metros cuadrados. Por su parta, la Casa de Socorro data de 1925 y su diseño corresponde a Santos Zunzunegi. El bloque, que cuenta con protección local, dispone de 325 metros cuadrados y actualmente se encuentra muy deteriorada. Debido a algunos desprendimientos ha tenido que ser reforzada y asegurada.

Hoja de ruta

En primer lugar se ha realizado un diagnóstico de los distintos aspectos urbanísticos, sociales, económicos e institucionales que afectan a la zona y se ha definido una hoja de ruta, que tiene como eje principal la participación ciudadana. Durante este mes se informará a los vecinos del programa estratégico y se les dará voz en los posibles usos de los equipamientos.

«El proceso está abierto a todos los ciudadanos, asociaciones, expertos, potenciales inversores... es decir, a cualquiera que desee aportar ideas», animó el alcalde. Para ello se han convocado dos sesiones presenciales, los días 8 y 22 de mayo en la propia Escuela de Aprendices, de 19.00 a 20.30 horas. Además, hasta el día 31 se ha abierto el portal www.partehartu-sestao.eus donde, además de inscribirse en las reuniones, se pueden aportar ideas y obtener información.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos