AJEDREZ

El Sestao Bizkaialde, a un paso del alirón

El equipo, tras la victoria ante Gros en la cuarta jornada, que resultó clave para posicionarse en cabeza. / S. B.
El equipo, tras la victoria ante Gros en la cuarta jornada, que resultó clave para posicionarse en cabeza. / S. B.

El club de Las Llanas necesita sacar este sábado un punto de 4 ante el Altzaga Leioa para conseguir su séptimo título de la Liga Vasca

SILVIA OSORIO SESTAO.

El Sestao Bizkaialde está a un paso de volver a hacer historia. Salvo sorpresas de última hora, el club de la Margen Izquierda se proclamará este sábado campeón de la Liga Vasca de Clubes de Ajedrez, una competición en la que reinará nada menos que por séptima vez. Unos títulos que pueblan ya sus vitrinas -los tres últimos conseguidos de manera consecutiva- y que encumbran al conjunto de Las Llanas como el club referente del ajedrez en el País Vasco, además de ser uno de los más punteros a nivel nacional.

El pasado sábado, el cuarteto vizcaíno logró una victoria ante el San Juan que le permite afianzarse en el liderato y tomar una importante ventaja con respecto a su perseguidor más inmediato, el Orvina de Pamplona, que, junto al Gros donostiarra, se ha postulado como uno de los rivales más temibles. El equipo sestaoarra logró una victoria por (3,5-0,5) con un cuarteto formado por Edouard Romain, Gabriel del Río, Jesús María Iruzubieta y Sergio Trigo, que vencieron en el primero, segundo y cuarto tablero ante Roi Reinaldo, Álvaro Bayo y Javier Lizuain, respectivamente. Las únicas tablas fueron en el tercer tablero, en el que Jesús María Iruzubieta no pudo pasar del empate en una muy difícil partida ante José López.

Así, el equipo de Las Llanas aventaja en 3 puntos al Orvina, además de tener un mejor desempate. Aunque todavía no hay matemáticamente nada decidido, la ventaja en la clasificación es muy amplia, por lo que el optimismo reina en el seno del club vizcaíno. «Estamos muy cerca y no podemos estar más contentos. Han entrado ya dos jugadores de la cantera y eso siempre es bueno», señala el presidente del Sestao Bizkaialde, Miguel Ángel del Olmo. Al cuadro verdinegro le vale con sumar un punto de cuatro para ser campeones en la última partida que le enfrentará el sábado al Altzaga Leioa en la localidad de Miranda de Ebro, sede final de la Liga Vasca.

Más competencia

La competición no ha sido tarea fácil. Entre los equipos ha habido más nivel y el Orvina ha presentado sus credenciales para poner fin a la hegemonía que tanto el Sestao como el Gros, este año más endeble, han protagonizado en las últimas ediciones del campeonato. «Orvina ha sido una tercera alternativa que ha estado todo el tiempo apretando. Y Gros ha metido a chavales jóvenes y eso necesita tiempo. El año que viene volverá a ser el que era», comenta el máximo responsable de la entidad.

Precisamente, las partidas ante guipuzcoanos y navarros fueron claves para allanar su camino hacia el título. Pese a todo, el presidente ensalza a los seis integrantes del equipo de Liga Vasca, ya que «han dado el cien por cien en cada jornada». «Hemos jugado siempre a ganar y eso es fundamental». Y más lo será en la última partida, en la que los vizcaínos se medirán a un rival que luchará por mantener la categoría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos