TERCERA

El Sestao, contra el Arandina en la primera fase del play-off de ascenso

El River logró el pase al play-off en casa al ganar por cinco goles a cero a la Real Sociedad C. / SERGIO MARCOS
El River logró el pase al play-off en casa al ganar por cinco goles a cero a la Real Sociedad C. / SERGIO MARCOS

Los verdinegros, que consiguieron el pase el fin de semana, acompañarán al Portugalete, que se verá las caras con el Llanes

HELENA RODRÍGUEZ BARAKALDO.

El River y el Portugalete jugarán sus partidos de la primera fase del play-off de ascenso a Segunda B contra el Arandina y el Llanes, respectivamente. El sorteo, celebrado ayer, ha sido benevolente con ambos clubes en lo que respecta a la cercanía geográfica de los rivales. Desde el punto de vista estrictamente deportivo, ambos rivales llegan en buen estado de forma y avalados por su juego, especialmente los burgaleses, segundos de su grupo.

Los de Ibon Etxebarrieta no tendrán a favor el factor cancha y se jugarán la vuelta en Aranda. Pese a que ayer por la tarde aún no había tenido tiempo de estudiarles en profundidad, el técnico es consciente del potencial de sus contrincantes. «Han acabado la temporada segundos de su grupo, llevan una racha de quince victoria consecutivas y acumulan 14 jornadas con la portería a cero», advierte.

Las credenciales son, sin duda, imponentes, pero el míster tiene claras sus posibilidades y la actitud con la que sus hombres van a enfrentar el choque: «No tenemos ningún miedo del contrincante». De cara al partido de ida en Las Llanas, mantiene la baja de Robin, a la que se suma la de Etxaburu, que sufrió un esguince en el último encuentro de Liga.

«No tenemos ningún miedo al Arandina aunque lleve una racha de quince partidos sin perder» Ibon Etxebarrieta. Entrenador del River

«Si el Llanes ha llegado hasta aquí, algo tiene. No es fácil clasificarse para esta ronda» carlos Docando. Entrenador del Portugalete

Los sestaoarras llegan al play-off pletóricos. El sábado certificaron su clasificación in extremis, pero con una goleada totalmente inesperada a la Real Sociedad C. Los donostiarras visitaban el campo fabril en la misma situación que los verdinegros. Ambos necesitaban puntuar para poder optar al ascenso. Se preveía un choque complicado para la escuadra minera. No fue así. Antes de que se cumpliera el minuto uno, Orozko recogió un mal rechace de la defensa txuriurdin y marcó el 1-0. El resto del encuentro fue un paseo que concluyó con un 5-0, un marcador que la afición del River no veía en casa desde hace cuatro años.

A tierras astures

Pocos minutos después de que el bombo les adjudicara rival, Carlos Docando, valoraba la cercanía como un punto a favor a la hora de que los aficionados puedan acudir a la villa asturiana a prestarles sus apoyo. Aún sin tiempo de conocer los detalles de los llaniscos, el técnico portugalujo da por hecho que los dos encuentros que tienen por delante «no van a ser fáciles».

«Si ha llegado hasta aquí es que algo tendrán. No es fácil clasificarse para esta ronda», reconoce. «Les analizaré en profundidad, ahora mismo no sé mucho más que el hecho de que han terminado cuartos de su grupo», explica. Lo que sí sabe es que esta liguilla no es como la temporadas regular, sino «otra cosas en la que puede pasar cualquier cosa», por eso, apunta como primordial que su once sea capaz «de mantener la concentración y no tener despistes de ningún tipo».

De cara al choque del ida en tierras asturianas, el Portugalete mantiene las bajas de Txaber y Bengoetxea, que ya es seguro que se perderán esa ronda. «Vamos a trabajar para que estén en la siguiente, si es que pasamos esta», anuncia. Al igual que sus vecinos de Sestao, los jarrileros llegan a esta ronda con el impulso que da haber goleado a su último rival en liga. No hubo piedad con el Lagun Onak que despidió la temporada en su casa y con cuatro goles en contra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos