El Servicio de Atención Ciudadana de Santurtzi abrirá «en julio» en un bajo del Ayuntamiento

La obra incluye la instalación de una escalera de emergencia. / S. OSORIO
La obra incluye la instalación de una escalera de emergencia. / S. OSORIO

Las obras para adecuar el local, antiguo puesto de socorro, terminarán en dos meses y costarán 530.000 euros a las arcas municipales

SILVIA OSORIO SANTURTZI.

La puesta en marcha del Servicio de Atención Ciudadana (SAC) de Santurtzi es uno de los proyectos clave de esta legislatura. Además de una serie de trámites técnicos necesarios para su funcionamiento -como una nueva ordenanza reguladora y la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT)-, también ha sido fundamental ubicar el nuevo servicio municipal en un espacio adecuado de cara a facilitar la relación de los vecinos con la administración local.

Hace unas semanas han arrancado las obras para acondicionar el antiguo puesto de socorro, ubicado en el edificio contiguo al Consistorio y en desuso desde hace más de quince años, en un local diáfano, accesible y moderno en el que, según estimó ayer la alcaldesa marinera, Aintzane Urkijo, el SAC tendrá cabida «a principios de julio», fecha en la que empezará a funcionar. «Queremos minimizar los trámites a las personas que quieran acercarse al Ayuntamiento para pedir una licencia de obra, poner una queja, pedir un volante de empadronamiento...», señaló la regidora local.

Las obras son de gran envergadura -es una de las reformas más importantes de la última década en la Casa Consistorial- y han costado 530.000 euros a las arcas municipales. Así, se están ejecutando los trabajos correspondientes a una reforma integral, de manera que el SAC se equipará con una nueva red de saneamiento, de electricidad, calefacción, ventilación...

El local es de 340 metros cuadrados y contará con una entrada más amplia que la anterior con el objetivo de hacerlo visible desde la calle Miguel de Barandiarán. Esta dispondrá de una visera para que los ciudadanos se puedan resguardar en caso de mal tiempo. La lonja tendrá mostradores, salas para atender de manera individual a los vecinos que así lo requieran y baños totalmente accesibles. Por otro lado, se ha aprovechado esta actuación para instalar una escalera de emergencia, ya que el Ayuntamiento no disponía de ella. Irá por el exterior.

Doce empleados

Una vez finalizada la obra en la parte en la que se atenderá a la ciudadanía, los trabajos se prolongarán un tiempo más con el objetivo de rematar algunos espacios. Para la puesta en marcha de este servicio considerado «fundamental» se ha tenido que modificar la RPT municipal para adecuarla a las nuevas necesidades. «Durante los últimos meses, hemos elaborado un Manual de Procedimientos, un documento que permitirá a los trabajadores ofrecer con garantías este servicio a la ciudadanía», explicó Urkijo. Así, a partir de julio, serán un total de doce personas las que atiendan el SAC. El personal procede de la propia plantilla municipal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos