El Serantes recuperará su torreón

Vista actual del torreón. /A. S.
Vista actual del torreón. / A. S.

El Ayuntamiento de Santurtzi anuncia que comenzará en un mes la rehabilitación de esta fortificación, protegida por el Gobierno vasco, y que data del siglo XIX

EL CORREO SANTURTZI

El Serantes se pone guapo. El torreón de su cima, la fortificación más antigua de las que se conservan en el monte, va a sufrir una reforma integral que permitirá conservarlo tal y como fue concebido. Así lo ha anunciado el Ayuntamietno de Santurtzi, que acaba de aprobar la ejecución del proyecto. Según ha avanzado la alcaldesa, Aintzane Urkijo, las obra podrían comenzar el próximo mes y cuentan con una partida presupuestaria de más de 310.000 euros.

Esta consstrucción se comenzó a levantar finales de 1879 y se terminó en 1881. Tiene planta cuadrangular y originalmente estaba compuesta por dos plantas más la azotea, que servía de puesto de vigía. En la actualidad, el edificio ha perdido la techumbre y varias de las paredes han comenzado a desmoronarse. También faltan en los muros muchas piezas de sillería que han sido sustraídas. Aun así, conserva cerca del 80% de sus muros y por ello se encuentra en el «momento decisivo para restituir las partes perdidas de modo que pueda ser recuperado en su integridad».

Obras de distinta naturaleza

Según ha recordado Urkijo, el torreón tiene una superficie construida de aproximadamente 70 metros cuadrados y una altura por encima de los 6,5 metros, y el objeto del proyecto consiste en su puesta en valor mediante la recuperaciión de la edificiación. «Planteamos una intervención con dos naturalezas diferenciadas: la consolidación y rehabilitación de lo existente y la construcción de una estructura nueva en su interior», ha destacado la dirigente jeltzale. La idea es dar acceso al torreón e intentar recuperar la volumetría original de la torre, y para ello primero es necesaria la rehabilitación de los muros existentes y, a continuación, la construcción de una estructura interior para poder acceder al torreón y alcanzar la azotea.

Los trabajos incluyen la colocación de dos escaleras de un tramo cada una para acceder del espacio exterior a pie del torreón hasta la puerta de acceso en planta primera por una parte, y para acceder a la plataforma superior desde la planta primera por otra. Y una mejora en la iluminación para alumbrar el inmueble por la noche y sirva «de reclamo desde la distancia». Las fortificaciones del monte Serantes, Fuerte y Torreón, están inscritas en el Inventario General de Patrimonio Cultural Vasco como Bien Cultural, con la categoría de Conjunto Monumental desde junio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos