Santurtzi se reunirá con la nueva empresa del SAD tras los despidos

Cerca de 40 personas acudieron a la comisión de Acción Social. / E. C.
Cerca de 40 personas acudieron a la comisión de Acción Social. / E. C.

Las once exempleadas del Servicio de Ayuda a Domicilio demandarán a la adjudicataria y al Ayuntamiento como responsable subsidiario

SILVIA OSORIO SANTURTZI.

Las empleadas eventuales despedidas del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) de Santurtzi se han puesto en pie de guerra. Pero no sólo ellas, también los familiares de los usuarios a los que han venido atendiendo, que ya han cursado quejas al Consistorio y ayer arroparon a las once afectadas en la comisión de Acción Social. Más de 40 personas, entre ellas también compañeras que mantienen en su puesto, se plantaron en el Ayuntamiento para escuchar las explicaciones de la concejal Marta Álvarez, quien anunció una próxima reunión con la nueva empresa que gestiona el servicio.

Con la entrada en vigor del nuevo contrato el pasado 1 de enero, la adjudicataria optó por prescindir del personal sin derecho a subrogación. Sin embargo, trabajadoras que desarrollaban su labor como eventuales acumulaban varios años de trayectoria. Las afectadas preparan ya demandas judiciales contra la adjudicataria y el Ayuntamiento como responsable subsidiario.

Por su parte, el equipo de gobierno tratará la problemática generada con la empresa, aunque en la reunión, que tendrá lugar en fecha aún sin confirmar, puntualizan que se convoca «de cara a subsanar las incidencias que se han dado con el cambio de contrato por desajustes en el servicio, pero dada la situación que manifiestan algunas trabajadoras, se abordará también este tema».

El PSE, que llevó el asunto a comisión, denunció la «caótica» situación que se está viviendo en el SAD y exigió a la Corporación jeltzale reincorporar al personal despedido.

Sin comunicación previa

Así, la formación socialista, EH Bildu y SSPS han registrado una moción para que en el pleno de fin de mes las afectadas puedan exponer su situación. Una de ellas, Mari Carmen Alonso, explicó a este diario que en su despido no hubo ni comunicación previa. «Fui el día 9 a mi puesto de trabajo y me encontré con otra chica. Me tuve que poner yo en contacto con el responsable», asegura.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos